Televisión

Cómo The Walking Dead trolleó a sus fans en el final de temporada


Quisimos guardar unas horas más este texto y que se publicara justo cuando estuviera por terminar el episodio 16 de la sexta temporada de The Walking Dead por el canal Fox, el final de temporada titulado “Last Day on Earth”, para poder expresar con uso de spoilers (si es que aún no lo ven) el sentimiento que dejó este capítulo, el especial de 90 minutos (con comerciales) que iba a sacudir nuestro mundo, al igual que el del grupo de sobrevivientes de Rick Grimes, con la llegada de Negan, el supervillano del cómic de The Walking Dead que destroza a sus víctimas con su bat recubierto con alambre de púas y que llama cariñosamente “Lucille”.

Desde el final de media temporada se nos anunciaba constantemente que Negan estaba por llegar y aquellos que tuvimos en nuestras manos temblorosas el #100 de The Walking Dead y que terminamos de leerlo con un sentimiento de negación sabíamos lo que esto significaba: Uno de los personajes principales iba a morir brutalmente machacado bajo los duros golpes de “Lucille”.  Uno de los momentos más impactantes en el cómic y que hizo que muchos dejáramos de leer el título por un buen rato. Pues bien, El psicótico Negan llegó, pero el episodio no cumplió lo que prometía, simplemente nos dejó a medias. Y aquí no fue culpa de nuestra expectativa comiquera. En los últimas semanas parte del elenco salió a decir que el episodio final era lo más fuerte que habían leído, que muchos de ellos quedaron en shock por lo extremo que sería. ¡No imaginábamos lo que la producción del programa nos tenían preparado!

“Last Day on Earth” fue un capítulo con mucha tensión, pero también fue demasiado largo y monótono. Entre las carreteras bloqueadas por los Saviors que hacían sufrir a Rick y compañía por la salud de Maggie y la búsqueda de Carol (a quien ya dábamos por muerta) que propició que Morgantello rompiera su voto de no matar, se hizo eterna la gran aparición de Negan en la piel de Jeffrey Dean Morgan, un actor que con solo unos minutos hizo suyo el personaje y nos convenció que era el perfecto hijo de perra que necesitaba la serie. Ya no importaba si nuestros favoritos eran Kevin Durand, Jon Hamm, Vinnie Jones o Bruce Campbell. Ahora tenía sentido: Negan tiene la misma personalidad que El Comediante de Watchmen. Ambos son unos malditos violentos con alto grado de carisma y elocuencia.  Negan es el mejor orador motivacional en ese mundo lleno de caminantes.

 

TWD_negan_final_img2

 

Seguramente su amenazador discurso también les erizo la piel. Incluso aquellos que no han leído el cómic y pasaron inmaculados por el camino del spoiler y mala leche que tienen algunos pubertos (mentales) ya se preparaban para lo peor. Y a diferencia del cómic, aquí el número de participantes en el sádico juego de Negan era aún mayor: Rick, Carl, Michonne, Maggie, Glenn, Eugene, Rosita, Abraham, Sasha, Aaron y Daryl (A quien también ya dábamos por muerto). Once posibilidades y solo uno de ellos recibiría batazos en la cabeza. La tensión iba en crescendo, todos estabamos listos para el mejor final de temporada de The Walking Dead, uno de rivalizaría con las impactantes muertes de Game of Thrones (Ya hasta imaginaba los mensajes en Twitter y Facebook si moría el mismo personaje que en el cómic) y de pronto ¡Tómala! El golpe cayó en seco sobre nosotros. En una absurda decisión, la peor que pudieron tomar los productores del show, decidieron matar al camarógrafo: La emoción se terminó cuando la toma es en primera persona y en una terrible escena vemos el golpe caer hacia nosotros y un mal efecto de sangre cubre la pantalla, mientras la imagen se desvanece a negros. ¡Tremenda forma de trollear a tu audiencia Walking Dead! ¡Tuviste la oportunidad de hacer historia y la dejaste ir! Ahora los decepcionados fans tendremos que esperar medio año para saber quien fue el desafortunado (o desafortunada) que “lo está aguantando como un campeón”.

En cierta forma, sí se la jugaron como en Game of Thrones pero mal hecho. Quisieron dejar ese cliffhanger (que funciona de maravilla entre capítulos, pero no entre temporadas) apostando que la gente hablará todos esos meses siguientes como lo hemos venido haciendo con Jon Snow. La diferencia es que con Jon Snow nos cuestionamos si murió o no. Aquí es una ruleta rusa donde tendremos tiempo para jugar a la adivinanza y que en cuanto comience la séptima temporada, la impresión solo nos va a durar unos minutos y vámonos con lo que sigue, a preocuparnos por los que aún siguen con vida.

Analizando las opciones, si quisieran realmente impactar como en el medio impreso, deben irse por algún personaje importante. Nadie va a llorar si los sesos de Eugene, Rosita, Aaron o Sasha terminan embarrados en el bosque. Carl y Rick están a salvo, el propio Negan los pone en esa posición cuando dice algo así como “Si alguien se mueve o dice algo, le sacan el otro ojo al niño y se lo dan a su padre para que se lo coma”. Michonne y Daryl son los caballitos de batalla de Rick, si uno de ellos se va sería un golpe duro no solo para los fans, también para sus filas. Y más con la relación que ha surgido entre la morenaza de las katanas y el Sheriff. Se podría decir que Daryl sería una buena opción, se supone que ya va herido mortalmente, aunque no sabes con que gravedad pues parece que ese plomazo a quemarropa solo le hizo rasguños. Maggie luce como si estuviera a punto de fallecer, ella sería la elección ideal si quieren que las redes sociales ardan, ya que por consiguiente Glenn reaccionaría de tal forma que podría costarle la vida, dos al precio de uno. Pero no descartemos a Abraham, un personaje que ha ido ganando nuestro cariño en esta temporada y que en los cómics ya ha muerto para este punto de la historia. ¿Recuerdan la flecha que atravesó la cabeza de Denise en el episodio 14? Bueno, esa flecha tenía el nombre de Abraham. Así que no nos extrañe que él puedo ser la elección de Negan. Ya lo sabremos dentro de algunos meses. ¿Qué tanto podremos mantener el interés y suspenso?

 

TWD_negan_final_img1