Stuff

Top 10: Los mejores (y quizás más absurdos) momentos de la saga Duro de Matar


9. “McClane! I assume it’s you, McClane! You’re quite a little soldier! You can consider this a military funeral!”

 

 

 

Desde la primera entrega ya sabíamos que John McClane era un maestro del escapismo en cuanto a explosiones se refiere. Y en Duro de Matar 2 esto se reafirma cuando queda atrapado en la cabina del Fairchild C-123 Provider donde viajaba el dictador de Valverde, el general Esperanza. Encerrado y rodeado desde afuera por los enemigos, la única forma que tuvo McClane de escapar, segundos después de que a la orden del coronel Stuart (el villano principal) fueran arrojadas granadas al interior del vehículo aéreo, fue sentarse en el asiento del piloto y eyectarse del mismo justo a tiempo.

 

Anterior  Siguiente