Stuff

Top 10: Los mejores (y quizás más absurdos) momentos de la saga Duro de Matar


Mención honorífica: “Now I have a machine gun. Ho ho ho.”

 

 

 

Sin duda, esta escena en el ascensor nos dejó en claro el tono de humor y sarcasmo que veríamos no solo durante el resto de la película, sino en toda la serie de Duro de Matar. Luego de enfrentar y eliminar a Tony Vreski en una caída por las escaleras, McClane decide enviar un mensaje al resto de los terroristas que se han apoderado del Nakatomi Plaza: “Ahora estoy mejor armado, así que prepárense”, sin olvidar el espíritu navideño. “Nueve millones de terroristas en el mundo y tenía que matar a uno con los pies más pequeños que mi hermana” se lamentaba McClane antes de enviar a Tony como mensajero y ganarse el odio de su hermano Karl, quien se convertiría en el enemigo físico a vencer en esta primera entrega.

 

Anterior  Siguiente