Stuff

Top 10: Los mejores (y quizás más absurdos) momentos de la saga Duro de Matar


2. “You’d have made a pretty good cowboy yourself, Hans.”

 

 

 

No tendrá la pirotecnia ni espectacularidad de otros momentos enumerados en este listado, pero no por ello deja de ser impresionante la escena del enfrentamiento al estilo vaquero entre McClane y Hans Gruber, interpretado por el gran Alan Rickman (quien hizo su debut cinematográfico en esta película, ya que trabajaba en teatro y televisión en su natal Inglaterra).

Después de intercambiar unas ingeniosas palabras y plomo, Gruber es expulsado por una de las ventanas del piso 30 del Nakatomi Plaza, arrastrando consigo la mitad del cuerpo de la esposa de McClane a quien tiene sujeta por la muñeca. Cuando el villano levanta su arma para disparar, McClane logra desabrochar el carísimo Rolex de Holly, enviando así al sorprendido Gruber hacia el pavimento.

 

Anterior  Siguiente