Stuff

Top 10: Las Mejores películas frikis del 2017


4. Baby Driver

(Edgar Wright, 112 minutos)

 

 

Muchos podrían decirles que Baby Driver es la sorpresa del año, pero quienes hemos seguido el trabajo del director Edgar Wright esperábamos una más de sus genialidades. Y no defrauda. Es una película de robos con una historia de amor al centro, retribución, vertiginosa acción en autos y un soundtrack maravilloso. De hecho, Wright construyó la película alrededor de las canciones para que la imagen y sonido tengan una perfecta unión, una perfecta sincronía obra del director, coreógrafo y editores. Si creen que James Gunn y Quentin Tarantino sabían usar y seleccionar canciones para sus películas, no han visto/escuchado nada aún. Todos los actores calzaron perfectos en sus personajes, los cuales tienen mucha personalidad y capas emocionales, que reaccionan a las situaciones sin ser todo blanco o negro. Por ahí leí que Sony quiere una secuela a la de ya para Baby Driver, aunque me da curiosidad ver como sigue la historia del joven conductor melómano, preferiría que no se haga. Esta película ya es perfecta y no necesita más.

 

 

Anterior  Siguiente