Cine

Titanes del Pacífico (Reseña)


Con una declaración de amor hacia los monstruos gigantes que alimentaron sus fantasías infantiles, el director tapatío Guillermo Del Toro toma por sorpresa la cartelera veraniega con un trancazo visual que busca ir más allá del empaque efectista, estridente y vacío tan acostumbrado por estas fechas. Con claras influencias del género Kaiju-eiga además de la primera ola de cultura pop japonesa que invadió la tv mexicana durante la década de 1970, Del Toro construye una película original cuyo ADN se nutre de una lista interminable de referencias, homenajes y acaso lo más importante: su alma y su corazón.

 

poster_titanesdelpacifico_resena

Pacific Rim
Warner Bros Pictures

Dirige:
Gullermo Del Toro (El Laberinto del Fauno)

Escriben:
Travis Beacham y Gullermo Del Toro

Actúan:

  • Charlie Hunnam (Hijos de la Anarquía)
  • Rinko Kikuchi (Babel)
  • Idris Elba (Prometeo)
  • Ron Perlman (Drive)

 

 

¿De qué trata?

La invasión extraterrestre no proviene de las estrellas sino desde las profundidades el Océano Pacífico, a través de un vórtice dimensional que traslada hacia la Tierra monstruos gigantes llamados “Kaiju” con el único objetivo de exterminar a la especie humana. Tras una serie de ataques mortales que destruyen la ciudad de San Francisco, las islas Filipinas y la Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, nace el “Proyecto Jeager”: esfuerzo global que busca erradicar acaso la mayor amenaza en toda la historia de la humanidad.

Los Jeagers, suerte de robots colosales controlados por dos pilotos sincronizados mentalmente con la máquina y entre sí a partir de sus recuerdos, se convierten en la esperanza de salvación que todo mundo anhela con fervor, sin embargo, la estrategia de resistencia ya no resulta tan efectiva por lo cual dicho Proyecto será sustituido por muros de contención al parecer mucho más eficaces. De pronto, el asedio Kaiju se torna más sofisticado y el resto del escuadrón Jeager todavía en activo planea un contraataque final que erradique de una buena vez el desafío alienígena que pone en riesgo nuestra existencia.

pacific_rim01

Lo bueno

En lo que va del año no había existido mejor despliegue de efectos visuales que los mostrados Titanes del Pacífico, incluso la controvertida tecnología 3D que ha venido a inflar los precios de admisión al cine en vez de aportar verdadero significado narrativo a la historia, luce excelsa de principio a fin, de tal suerte que en esta ocasión el formato de tercera dimensión no es optativa sino imperativa.

Las alabanzas hacia los efectos especiales no advierten trama o intérpretes superficiales. Por el contrario, ya sean protagónicos o secundarios, Del Toro se toma el tiempo necesario para construir la psique de cada uno de los personajes involucrados, lo cual brinda una sensación de equilibrio entre el artificio tecnológico visual y el desarrollo dramático de la historia, vamos, que a pesar de la intención a todas luces comercial de la película, se nota el deseo de construir también un discurso original y sólido ¡y lo consigue!

Lo malo

¿Qué objeción podríamos hallar en una película que cumple todas las expectativas que uno espera satisfacer durante la temporada de blockbusters?

Quizá la intromisión exagerada de la naturaleza freak del Director, proyectada en los personajes de Newton Geiszler (Charlie Day) y Gottlieb (Burn Gorman), científicos fascinados por la especie Kaiju aunque expresada en términos diametralmente opuestos. La extravagancia de ambos crea ruido en el tono y ritmo de la película, además, sus eternas confrontaciones terminan por cansar la paciencia del público espectador.

Además, la idea de unidad alrededor del mundo para combatir un mal común funciona y se nota reflejado en la variedad de nacionalidades representadas por los Jeagers. Aunque a cada uno se le permite un instante de gloria en la pantalla, algunos de ellos roban protagonismo sobre el resto (Coyote Tango aparece escasos minutos), lo que ocasiona que la importancia de la cohesión global se difumine un tanto.

Conclusión

Sin llegar a niveles decepcionantes, el verano cinematográfico, que busca entusiasmar al público masivo ávido de buen entretenimiento, ha ofrecido muy pocos títulos memorables este año, sin embargo, la gloriosa creatividad de Guillermo Del Toro llega para iluminar nuestras esperanzas e incluso superar nuestras expectativas con una película que le recuerda a todo el mundo (porque parece que ya lo habíamos olvidado) cómo debe ser siempre una película de verano.

Geekometro

Final Thoughts

¿Candidata al trono veraniego? ¡Pero por supuesto! Titanes del Pacífico se planta sin mayor dificultad entre las mejores experiencias visuales en lo que va del año. La comunidad friki se rendirá ante la película mecha live action que ha esperado desde tiempos inmemoriales, así que luchen por asistir a las mejores salas de su exhibidora favorita (recomiendo IMAX 3D y Real 3D) a partir del viernes 12 de julio.

Overall Score 4.2