Cine

RoboCop (Original VS Remake)


Los 80’s fueron una época dorada para el nacimiento de nuevos héroes y leyendas; particularmente en 1987 cuando Paul Verhoeven nos entregó su mítica y ya de culto cinta “RoboCop”, la cual ha sido elegida a 27 años de su aparición para recibir un homenaje, esta ocasión, con el remake -como ya es costumbre en estos tiempos- en manos de José Padilha.

Argumento

Alex Murphy es un policía que en cumplimiento de su deber es víctima de graves heridas que lo ponen al borde de la muerte, lo cual es una oportunidad para la OCP de echar a andar su programa de policías cibernéticos; pero el espíritu humano permanece y Murphy buscara justicia aunque sea por propia mano… cibernética.

Ese es a grandes rasgos el argumento que ambas cintas comparten, en esencia es lo mismo pero pronto el remake se desmarca del original como a continuación se verá.

Origen

En la versión Verhoeviana, Alex Murphy llega al departamento de policía de Detroit durante una huelga de oficiales y dado que acaba de llegar y quiere dejar una buena impresión no se involucra en ella y comienza a patrullar la ciudad con su nueva compañera, la oficial Anne Lewis con quien rápidamente logra una gran empatía.

Padilha actualiza la historia mostrando un Alex Murphy ya experimentado que cumple su deber siendo un policía encubierto que está investigando un caso por tráfico de drogas, cuyo compañero en esta versión es hombre y afroamericano cuyo nombre es Jack Lewis.

La versión del ’87 proponía que Murphy era abatido por un grupo de ladrones de forma muy dramática y violenta (tema aparte a revisar un poco adelante) al grado de arrebatarle la vida; esta parte primordial cambia en la versión del 2014 con el hecho de que Murphy es atacado por los villanos en turno, mediante un auto-bomba para quitarlo de en medio.

Esto es aprovechado por la OCP para “reciclar” al oficial caído, aprovechando el factor humano para combinarlo con la tecnología; así obtienen al policía perfecto que no se quejará y cumplirá su deber (1987) y será la muestra que ganará la confianza de la sociedad para después producirlos en mayor cantidad (2014) y así ser un negocio redituable.

 

ovr_robocop1

 

Verhoeven no tuvo concesiones y proponía un agente de policía al que se le reanimaba tras haber muerto y se le borraba la memoria cual vil disco duro para reprogramarlo a conveniencia de la OCP, convirtiéndolo en un activo más de la empresa; sin informar a su familia y despersonalizándolo por completo al llamarlo RoboCop.

Padilha opta por una versión más “humana” donde al oficial Murphy si se le reanima pero hacen lo posible para que conserve su personalidad y recuerdos además de contar con la autorización de su esposa a quien se le convence con la idea de que la única forma de que Murphy continúe vivo.

En la versión original Robocop recupera paulatinamente sus recuerdos y primero busca saber qué pasó con su familia, la cual se ha mudado; después investigará sobre su muerte y buscara a los culpables para vengarse hacer cumplir la ley.

El remake también propone que Murphy investigará sobre el ataque que sufrió y lo llevará a conocer hasta donde se extiende la red de culpables. Y no le agradará mucho.

Violencia, humor y crítica

Verhoeven aprovecho el argumento de Robocop para hacer critica sobre el consumismo exacerbado, la enajenación de los medios hacia la sociedad, la falta de ética de las grandes empresas y las armas como negocio, entre otros temas; pero bien medido y equilibrado para no convertirse en un manifiesto propagandístico.

Eso sí, la cinta del ’87 estaba empapada de un humor bastante negro que le daba a la cinta un tono de sátira que muchos no captaríamos la primera vez, pero ayudaba a la cinta para no hacerla tan solemne y que el mensaje llegara de forma más eficiente.

Además el humor ayudaba a asimilar de forma más fácil las grandes dosis de violencia que contenía la cinta; todos recordamos la secuencia en la que Murphy es ejecutado por los maleantes que perseguía, donde le disparan varias rondas de balas, además de volarle la mano derecha con una escopeta y darle el tiro de gracia; es una de las escenas más impactantes que se filmaron en la década de los ’80s y que incluso fue editada para disminuir su impacto y no se fuera más allá de la clasificación “C”; el resto de la cinta contiene más momentos violentos, pero tan bien manejados que encajan perfectamente dentro de la historia.

Padilha opta por un tono más serio en el tratamiento de la historia para su versión de RoboCop; el humor no está presente y busca explorar algunos aspectos de forma más profunda como el uso de la tecnología en pro del bienestar social y el miedo que esto puede causar en los ciudadanos por ser un terreno poco explorado; es el miedo a lo desconocido en su máxima expresión.

La crítica hacia el consumismo y el hambre por dominar todo desde un punto de vista económico por parte de las grandes empresas existe, pero de un modo muy light como mera anécdota. Pretexto para crear el contexto de la historia.

 

ovr_robocop2

 

Aquí cabe mencionar el personaje de Samuel L. Jackson, Pat Novak, líder de opinión que tiene un programa desde donde despotrica contra todos los temas de candente actualidad, pero de forma maniqueista y muy subjetiva; elemento del remake que busca equipararse a lo propuesto por Verhoeven.

El RoboCop de Padilha disminuye el nivel de violencia, lo cual reduce los efectos dramáticos en la transformación de Murphy de simple humano a un cyborg; la escena donde es víctima del auto-bomba es, si acaso sorpresiva, mas no contundente, ya sabemos que Murphy será prácticamente sacrificado para convertirse en el héroe de la historia, pero el efecto no se logra por completo.

La violencia es moderada para lograr llegar a un público más joven y así obtener mejores ingresos en taquilla, que es el principal objetivo para realizar remakes asegurando el éxito con formulas comprobadas y no arriesgarse con propuestas nuevas; olvidando el espíritu del original que no se puede replicar fácilmente y es lo que en realidad da valor a las cintas que logran el estatus de obras de culto.

El traje-armadura

Si bien toda cinta es reflejo de la época en que se realiza y muestra los adelantos actuales dentro de la ciencia y tecnologia, el RoboCop de Verhoeven tenía el encanto de presentar una armadura para su personaje realmente espectacular que definitivamente logro sorprender y hacernos creer que Murphy era un cyborg real; los movimientos medidos y calculados, la voz mezcla de humano y electrónica, inclusive solo con ver la parte baja del rostro, la mandíbula de Murphy, creímos que era un personaje posible; todo un logro en el diseño de arte, efectos visuales y vestuario.

Y es esta parte la que despertó mucha polémica entre los fans; pues en el remake se presenta una versión más estilizada, con mucha influencia de animes o mangas, así como de las recientes películas de superhéroes, que obviamente es acorde a los tiempos actuales por los adelantos en ciencia y tecnología que gozamos hoy en día. Y a pesar de ello, el traje-armadura no está tan mal, sobre todo al ver porque es que lo hicieron tan aerodinámico.

 

ovr_robocop3

 

Comentario final

Verhoeven nos entregó una de las películas más entrañables de la Sci-Fi ochentera, una película de la que algunos elementos ya estén algo superados pero que no le hacen tanta mella pues tiene bastantes lecturas y que siempre tendrá algo que ofrecernos ese es su valor y no lo perderá fácilmente.

Padilha ofrece una visión más seria basándose en algunos aspectos relevantes de la original, el detalle está en que es una cinta de encargo y tenía una gran responsabilidad, no podía dar por completo gusto a todo público y explayarse más allá de lo permitido por los productores. Así, su versión es digna pero quizá no logre el nivel de su antecesora.

Este remake cumple con ser entretenido, acorde a los tiempos actuales, recomendable para pasar un buen rato; además de que nos da la oportunidad de revisar la original una vez más.