Cine

Ready Player One (Reseña)


Desde que se anunció que Steven Spielberg estaría al frente de la adaptación de Ready Player One, una de las novelas más vendidas y veneradas entre la comunidad friki, la expectativa por esta película fue en aumento. Sabemos que hay muchos cambios con respecto al libro, pero lo interesante será ver que tanto mantiene de su esencia y cuantas referencias a diferentes propiedades de la cultura popular que plagan la historia lograron llegar a la pantalla.

 

Ready Player One
Warner Bros Pictures México

Dirige:
Steven Spielberg (Lincoln)

Escriben:
Ernest Cline & Zak Penn, basados en la novela homónima de Cline.

Actúan:

  • Tye Sheridan (X-Men: Apocalypse)
  • Olivia Cooke (Ouija)
  • Ben Mendelsohn (Rogue One)
  • Mark Rylance (Dunkerque)
  • Simon Pegg (Star Trek)

¿De qué trata?

La historia sucede en 2045, con el mundo al borde del caos y el colapso. Pero la gente encuentra la salvación en OASIS, universo expansivo de realidad virtual creado por el brillante y excéntrico James Halliday (Mark Rylance). Halliday muere y su inmensa fortuna será heredada por la primera persona que encuentre un huevo de Pascua digital que él escondió en algún lugar de OASIS… y así se detona una competencia que engancha al mundo entero. Cuando Wade Watts (Tye Sheridan) —un joven e improbable héroe— decide unirse a la competencia, se ve arrastrado dentro de una vertiginosa cacería de tesoros que distorciona la realidad a través de un universo fantástico de misterio, exploración y peligro.

Ready Player One es pornografía pura para frikis, con tantas referencias a la cultura popular. En cuanto salga a la venta será la película más pausada de la historia. Steven Spielberg regresa de forma espectacular al cine de ciencia ficción. Ernest Cline, autor de la novela en que se basa la película, hace los cambios adecuados para dar un producto más ágil y fácil de digerir para aquellos que no vivieron la década de los ochentas y nunca jugaron con una consola Atari. Lo que hicieron fue dar algo más actualizado a la actual generación. Hay muchas diferencias con el libro, pero la escencia está ahí. Los personajes son entrañables y tiene los clichés de Spielberg. Lo cual era justo lo que necesitaba la película.

 

 

 

Lo bueno

Sin duda que uno de los grandes aciertos es que Steven Spielberg estuviera al frente de este proyecto (ya se le extrañaba en el terreno fantástico), no solamente porque su trabajo fue inspiración para el propio Ernest Cline a la hora de escribir el libro, sino porque logran convertir la historia de Ready Player One en la típica película de Spielberg, como estuviéramos ante uno de sus trabajos dirigidos / producidos en la década de los ochentas.

La película está plagada de referencias, cameos y situaciones de la cultura pop con la que hemos crecido. Es fácil perderse dentro de ese mundo virtual como si fuéramos parte del mismo. En una misma escena (vista en el trailer) podemos ver el Batimóvil de los sesentas, el V8 Interceptor de Mad Max, el Mach 5 de Speed Racer, listos para la carrera mientras deambula entre ellos Ryu de Street Fighter. Son cosas simples que emocionan a nuestro corazón geek.

El ritmo y las pruebas son diferentes a la novela. Al adaptar Ready Player One, los escritores y Spileberg entendieron que no se tenía que trasladar exactamente igual el texto a la pantalla. Las pruebas para obtener las llaves en el libro funcionan para el lector, apelando al recuerdo con las acciones de Parzival. En cambio en el libro se dotó de una mucho mayor espectacularidad, buscando el asombro y explotando lo visual en el cine. Prueba de ello la carrera por la primera llave. Una de las secuencias más emocionantes de la cinematografía moderna.

Esta vez Spielberg pone en la banca a su compositor de cabecera John Williams y lo sustituye por el también veterano Alan Silvestri, quien crea un hermoso soundtrack con sonidos y ritmos que calan en nuestra memoria, como los temas de Volver al Futuro. No por nada Parzival usa un DeLorean y gracias a la música aumenta nuestra emoción cuando lo conduce.

 

Lo malo

Obviamente quisieron que todos los personajes tuvieran su momento para brillar en la película, pero esto resta peso a la “misión” de Wade Watts en el libro. Ahí él es el narrador de esta aventura, por lo que atestiguamos la clásica travesía del héroe. Lo que implica crecer y superar cada obstáculo. Aquí Aech, Art3mis y demás se reparten los logros.

Nos quedamos con ganas de ver más referencias / personajes que se mencionan en el libro. Por ejemplo, de la misma filmografía de Spielberg quien se negó a hacer un auto-homenaje. No tendremos a Leopardon, el mecha de Spider-Man en su serie japonesa, pero se agradece ver de nuevo en pantalla al Gigante de Hierro.

 

En resumen

Ready Player One es una película obligada si creciste en los ochentas y noventas. La premisa puede parecer simple, tanto como lo puede ser Charlie y la Fábrica de Chocolate, pero en el fondo hay más. Es una gran golosina visual que también funciona como crítica social. ¿Qué tanto tiempo estamos atrapados nosotros mismos en el mundo virtual de los videojuegos y el internet? ¿Dónde nos relacionamos más ahora? ¿Redes sociales o salimos a comer con los amigos? De existir OASIS, ya estaríamos todos ahí.

 

 

 

Geekometro

Final Thoughts

Overall Score 4