Cine

Rápidos y Furiosos 8 (Reseña)


Inexplicablemente las películas de Rápidos y Furiosos, al menos las recientes, han superado la barrera de los mil millones de dólares en taquilla. Es por ello que no nos sorprende que con cada película en cines se anuncie una posterior (aunque ya nos dijeron que con la 10 se acaba esto). Pues ahora nos compete hablar de la octava parte, donde Dominic Toretto da la espalda a su familia por Charlize Theron. Y no lo culpamos.

 

The Fate of the Furious
Universal Pictures México

Dirige:
F. Gary Gray (Letras Explícitas)

Escribe:
Chris Morgan (47 Ronin)

Actúan:

¿De qué trata?

Justo cuando Dom (Vin Diesel) y Letty (Michelle Rodriguez) celebran su luna de miel; Brian y Mia se han retirado del juego, y el resto del equipo se ha desintegrado en busca de una vida común y corriente; una misteriosa mujer llamada Cipher (Charlize Theron), intentará seducir a Dom para convencerlo de regresar a la vida criminal que tanto lo acecha traicionando a quienes lo rodean y enfrentándose a retos nunca antes vistos. Desde la costa cubana pasando por las calles de Nueva York y hasta el helado Ártico, el equipo deberá cruzar el mundo para detener a una anarquista y evitar un desastre mundial trayendo de vuelta a casa al hombre que los convirtió en una familia.

Hace mucho que la familia de Toretto dejó de ser solo una bola de ladrones cheleros que conducían autos tuneados en carreras clandestinas. En su renovado status Quo, esa faceta de superhéroes indestructibles en misiones secretas que envidiarían los de Misión Imposible y James Bond, sobreviven a todo y lo pueden todo con sus cochecitos, que funcionan mediante la suspensión de la realidad… son como las hadas, si creemos en ellos y lo que hacen, existen. ¿O de que otra forma podemos explicar que un muscle car puede atravesar muros sin problema?

 

 

Lo bueno

La película funciona, al igual que las últimas tres de la franquicia, por su inverosímil acción, que nadie toma en serio (desde el escritor hasta el espectador) y es precisamente por ello que se disfrutan y logran esas cantidades brutales de dinero en taquilla. Aquí los protagonistas en sus autos se enfrentan sobre hielo a un submarino ruso y es tan ridículo y entretenido que reímos emocionados como niños.

Charlize Theron es el nuevo foco de atención en la saga de Rápidos y Furiosos, se incorpora a ella como una villana, una muy importante, y se deja odiar con ganas. Y para todos nosotros, es un placer verla y poniendo de cabeza a la familia de Toretto. Olvídense que ha ganado el Oscar, ella está aquí para divertirse, al igual que Helen Mirren.

¿Quién iba a pensar que lo mejor de la película no es su protagonista principal, Vin Diesel, sino la dupla wayne Johnson / Jason Statham? Sus personajes Hobbs y Deckard Shaw tienen una química maravillosa, a tal grado, que ya se está rumorando un posible spin-off de esta pareja… Un momento… ¿No se supone que Shaw era el villano de la pasada película?

 

Lo malo

Charlize Theron es Furiosa y la hemos visto tras el volante en The Italian Job. ¿Por qué nunca le dieron un auto en la película?

Hay que aceptar que son películas malas, pero muy entretenidas. Mientras más rápido lo aceptemos, menos nos fijaremos en sus deficiencias argumentales. Solo pongan en cerebro en neutral y disfruten el viaje.

 

En resumen

Ya estamos en la octava parte de una franquicia por la que nadie daba mucho en un principio y sigue generando con cada película una enorme cantidad de dinero mayor que la pasada. Aún nos faltan dos más para que termine esta serie, una que muchos odian en lo que se ha convertido, extrañando los orígenes de la saga. Lo cierto es que pese a sus detractores, Rápidos y Furiosos tiene muchos seguidores y dudamos que Universal y Vin Diesel terminen con ella algún día. Quien sabe, quizás terminemos viéndolos en el espacio.

 

 

 

Geekometro

Final Thoughts

Overall Score 3