Cine

Rampage: Devastación (Reseña)


Una vez más Dwayne Johnson salva al mundo… bueno, en este caso a la ciudad de Chicago, de la devastación ocasionada por tres monstruos gigantes, animales mutados extraídos directamente del viejo juego de video Rampage, donde lo importante era destruir edificios. ¿La película se limitará solo a eso o habrá algo más?

 

Rampage
Warner Bros Pictures México

Dirige:
Brad Peyton (Terremoto: La falla de San Andrés)

Escriben:
Ryan Engle, Carlton Cuse, Ryan J. Condal & Adam Sztykiel

Actúan:

  • Dwayne Johnson (Jumanji: Bienvenidos a la jungla)
  • Naomie Harris (Skyfall)
  • Jeffrey Dean Morgan (The Walking Dead)
  • Malin Akerman (Watchmen)
  • Joe Manganiello (Magic Mike XXL)

¿De qué trata?

El primatólogo Davis Okoye (Johnson) es un hombre distanciado de la gente que comparte un vínculo inquebrantable con George, un gorila de lomo plateado extraordinariamente inteligente que ha estado a su cargo desde que nació. Un experimento genético clandestino que sale mal convierte a este gentil simio en una furiosa creatura de dimensiones colosales. Para empeorar la situación, se descubre que hay más animales alterados. Estos depredadores alfa recién creados destruyen todo lo que encuenran a su paso por Norteamérica, por lo que Okoye se une a un ingeniero genético desacreditado para crear un antídoto. Su pelea se desarrolla en un campo de batalla en constante cambio y no solamente es para evitar una catástrofe mundial, sino también para salvar a George, la ahora temida creatura que alguna vez fue su amigo.

Rampage es tonta, ruidosa y exagerada. El cine palomero en su máximo esplendor. Y eso esta bien.

Es el tipo de proyectos donde calza a la perfección Dwayne Johnson. “The Rock” no actúa en un género, las películas se adaptan a él. Para su lucimiento. En cierta forma, Johnson es un superhéroe. Algo así como el Santo en sus propias peliculas, ya son un subgénero en sí. Donde un disparo a quemarropa no es mas que una herida superficial, Tal y como lo dictan las reglas del cine de acción de acuerdo con The Last Action Hero. Ahora sumen a la fórmula un simio albino gigante, un enorme lobo y un colosal cocodrilo que deben ser detenidos por el musculoso luchador.

 

 

 

Lo bueno

El inicio de esta historia es como de cinta de terror y nos muestra el tono que tendrá el resto de la película, no es algo tan bobalicón como pintaban los avances. No es solo la típica película boba donde se puede llevar a la familia a comer palomitas y desconectarse de la realidad, es mucho más violenta de lo que podría esperarse y funciona muy bien con el tono absurdo al tener a estos enormes monstruos en pantalla.

Rampage es pura destrucción, no adapta un videojuego. No hay nada que adaptar, no hay una historia como Silent Hill o Tomb Raider. Sólo toma la premisa de monstruos gigantes destruyendo edificios. No hay más que contar de ese juego con el que nos entretuvimos en las arcadias hace 30 años. Se toma esa premisa y se construye una excusa para llegar a ese punto, el tercer acto de la historia, que resulta muy divertido.

 

Lo malo

Es una lástima que desde los carteles y trailers se veía el tercer monstruo (el cocodrilo gigante), debió ser una sorpresa para la película ya que tiene una gran presentación, que pierde impacto cuando recordamos que lo habíamos visto ya en los promocionales.

 

En resumen

La verdad se disfruta mucho Rampage, si son de aquel grupo que pensaba que esta película era una mala idea, permítanme decirles que van a cambiar de opinión al verla. Así me paso. La acción es emocionante, dentro de ese absurdo hay muchas risas. Además por el caos que crean los monstruos, podemos verla como un breve vistazo de lo que nos espera con King Kong VS Godzilla.

 

 

 

Geekometro

Final Thoughts

Overall Score 3