Cine

¿Qué es la trilogía del Cornetto?


Con el estreno de The World’s End (bautizada en nuestro país como Una noche en el fin del Mundo) a la vuelta de la esquina,  gracias a la distribución de Cine Canibal, algunos frikis hablan del cierre de la trilogía del Cornetto en sus redes sociales. Pero muchos se preguntan: ¿Qué trilogía es esa? ¿Cuáles son las otras dos películas que la conforman? ¿Por qué se llama como el helado?

Pues la trilogía del Cornetto, también conocida como la trilogía de Sangre y Helado, son las comedias dirigidas por Edgar Wright, quien las escribió a cuatro manos con Simon Pegg, protagonizadas por Pegg y su inseparable Nick Frost. Estas comedias juegan con tres géneros que aman los frikis: Horror, Acción y Ciencia Ficción y cada una está relacionada con un sabor particular de helado Cornetto, los cuales aparecen en alguna momento de cada película, dando así “elemento de relación” a esta trilogía.

Los sabores van así:

El Cornetto sabor fresa está presente en Shaun of the Dead, la primera película de esta trilogía estrenada en  el 2004 y que juega con el horror, donde sus protagonistas deberán sobrevivir a una oleada zombie mientras buscan refugio en su bar favorito y de paso, uno de ellos tratará de reconquistar a su exnovia.  El color del helado representa la sangre y elementos gore de la película.

cornetto_img1

Le sigue Hot Fuzz (2007), con el sabor clásico de Vainilla y Chocolate, elegido por su envoltura azul, representación de los elementos policiacos de la historia, que es todo un homenaje al cine de acción, duplicando tomas de algunas películas famosas, propias de los directores del género. Aquí, un súper policía londinense es transferido a una apacible villa en donde aparentemente no pasa nada. Hasta que una siniestra conspiración por parte de sus residentes comienza a revelarse.

cornetto_img2

Y finalmente, llegamos a The World’s End. En donde cinco amigos se reúne después de muchos años para consumar un reto que quedó pendiente cuando eran estudiantes en su pueblo natal: Concluir el recorrido de beber continuamente en  12 pubs hasta llegar al último, el famoso The World’s End. Con cada nueva cerveza que van ingiriendo, van descubriendo que los habitantes no son lo que parecen y deberán completar su recorrido para sobrevivir y salvar al resto de la humanidad. Jugando con las clásicas historias de Ciencia Ficción, el Cornetto presente en esta película es el verde (color relacionado con los extraterrestres), sabor menta con chispas de chocolate.

cornetto_img3

Lo curioso de esta trilogía, es que nunca fue concebida como tal. Originalmente, Edgar Wright incorporó el Cornetto en Shaun of the Dead como chiste personal, ya que es lo que consumía para pasar las crudas en su época de estudiante. Volvió a ocuparlo para un momento en Hot Fuzz y posteriormente, como broma, en una entrevista le preguntaron si estaba pensando hacer una tercera película para cerrar su  trilogía del Cornetto. Siguió el juego y respondió que sí. Y que de hecho serían como su versión de la trilogía de Tres Colores de Krzysztof Kieślowski, sólo que con sabores. Y así es como nació el nombre y la trilogía como tal.

Esperemos que no sean lo último que hagan en conjunto este trío de ingleses y el cuadro recurrente de actores que los acompañan. Sus comedias han sido de las mejores en la última década y si no las han visto, vale mucho la pena que les echen ojo.  Y si pueden, comiencen con The World’s End. Al fin y al cabo ni están ligadas argumentalmente, más que con una marca de helado y algunos chistes visuales que se repiten.