Cine

Poltergeist (Original VS Remake)


Una familia se muda a una casa en un bonito y tranquilo suburbio. Al instalarse, el pequeño -y la pequeña- comienzan a notar algunas cosas raras en la casa que al principio son divertidas, pero conforme pasan los días, la presencia de algo ajeno a la familia empieza a causar estragos en sus vidas. Mamá y papá tardan mucho en creer que se trata algo más que “cosas de niños”, hasta que tienen que rescatar a su hijo de las garras de un árbol, a su hija adolescente de unos muertos medio vivientes y a su hija menor de donde ustedes ya saben. Sí, del televisor.

Lo importante aquí es que no es cualquier película de fantasmitas, es el remake de un súper clásico ochentero y de las más queridas por el público amante del terror y el suspenso. Fue la película que ocasionó que más de uno sacáramos el televisor del cuarto y clausuráramos el clóset. Amamos a la pequeña Carol Anne y a Tangina, la médium que llega a rescatar a la familia de los “poltegeist”, por eso es que causó mucha expectación el remake, por aquello de que luego las echan a perder, pero la realidad es que considero que está bien hecha, entretiene, divierte, asusta y mantiene detalles muy apegados a la historia original pero claro, ya no estamos en los ochenta y está adaptada para las nuevas generaciones.

 

poltergeist_ovr_2

 

No era mi intención tirar spoilers de ninguna –aunque no lo creamos existen personas que viven en no sé qué planeta que no han visto la original-, pero sí quiero resaltar algunos pequeños detalles:

La familia Freelings (Poltergeist, 1982) ya vive en la casa de Cuesta Verde desde tiempo atrás, cómoda y felizmente, hasta que empiezan a suceder cosas extrañas, en la actual, la familia Bowen recién se muda a la casa donde suceden los fenómenos extraños, donde a los pocos días de llegar se enteran que el suburbio fue construido sobre un antiguo cementerio –es que eso ya debería venir hasta en las escrituras, caray-.

A los Freelings les gustan las mascotas, y eran buenos elementos, ya que su perro era una antenita cuando estaba cerca una presencia tenebrosa. Eso me recuerda que también le debemos a esta película que queramos dar en adopción a nuestras mascotas cuando ladran, ladran y ladran mirando un punto fijo de la casa…

 

poltergeist_ovr_1

 

Él árbol de mi contemporánea ochentera, literalmente se quiere comer a Robbie, tiene una especie de boca que succiona y traga pegajosamente todo lo que caiga ahí. En la actual, el pequeño Griffin es sangoloteado por un árbol, igual de horroroso pero se libra de la masticada.

La clásica escena de las sillas apiladas es reemplazada por otra que también pone los pelos de punta, y le toca al hermano de en medio, Griffin, presenciar esa travesura. Los amantes de los cómics llegarán a cerciorarse de que los suyos están a salvo en cuanto salgan de la sala.

 

poltergeist_ovr_3

 

Extrañé la memorable escena de la piscina enlodada con ataúdes y esqueletos purulientos por todos lados, pero les perdono eso porque el lugar donde se queda atrapada Madison –la pequeña protagonista- con todos los espectritos se ve muy, muy espeluznante.

El peculiar personaje Tangina es relevada por un “Cazafantasmas famoso” que tiene un programa de televisión –no, Carlos Trejo no- y que aporta un poco de humor a la historia para destensar la mandíbula de vez en cuando.

 

poltergeist_ovr_4

 

Y ya que menciono lo del humor, en general me parecen más relajados los personajes de la nueva familia, el hermanito es súper cool y Madison les recordará mucho la original Carol Anne, sobre todo cuando le llama a su mamá desde el televisor, la hija adolescente es la rejega de la historia, la que no puede vivir sin su celular, la que pelea y molesta a su hermano menor, pero que se lleva su jalón de orejas por incrédula. La mamá de esta nueva versión, Amy, es un poco más fría que la tierna Diane de la original, pero bueno, también le tocaron otros tiempos y cualquiera se saca de onda con unos fantasmas en la casa. El papá del remake, Eric, es muy bromista, muy complaciente, tolerante, alivianado e incrédulo también, pero cuando se trató de recuperar a la pequeña Madison, no le importó ponerse sensible. Fue conmovedor.

Me gustó el remake en general, extrañé cosas pero se compensa con otras. Ya ustedes decidirán con cuál se quedan.

¡Olvidaba algo! El 3D vale la pena… la escena después de créditos, no tanto.

Que la disfruten.