Cine

Oblivion: El tiempo del Olvido (Reseña)


La primera superproducción de Ciencia Ficción del año ha llegado. Tom Cruise une fuerzas con el director de Tron: el Legado para presentarnos una historia post-apocalíptica, visualmente deslumbrante y con varias vueltas de tuerca, donde básicamente un sujeto trata de descubrir su humanidad.

poster_oblivion

Oblivion
Universal Pictures

Dirige:
Joseph Kosinski (Tron: El Legado)

Escribe:
Karl Gajdusek y Michael Arndt

Actúan:

  • Tom Cruise (Jack Reacher)
  • Olga Kurylenko (007: Quantum)
  • Morgan Freeman (Red)

¿De qué trata?

Es el año 2077. Jack Harper (Cruise) se desempeña como técnico en seguridad destinado a un planeta Tierra evacuado. Parte de la operación masiva para extraer recursos vitales después de décadas de guerra con una amenaza extraterrestre aterradora que aún hurga en lo que queda de nuestro planeta. La misión de Jack está casi completa. En cuestión de dos semanas, él y su supervisora (Andrea Riseborough) se unirán a los restantes sobrevivientes en una colonia alejada del mundo devastado por la guerra y con el que Jack tiene sueños recurrentes de otro tiempo.

Al vivir y patrullar los sorprendentes cielos desde miles de pies de altura, la existencia de Jack se desmorona después de que rescata a una bella extraña (Kurylenko), de una nave espacial derribada. Atraída hacia Jack por una conexión que trasciende la lógica, su llegada desencadena una serie de eventos que lo obligan a cuestionarse todo lo que creía conocer.

A primera vista, Joseph Kosinski nos presenta un futuro post-apocalíptico, devastado, estéril, pero impecable, aséptico. Sí. La Tierra ya no es habitable y todo lo que el hombre construyó está en ruinas desde hace 60 años cuando los extraterrestres destruyeron la luna y la humanidad contraatacó con armas nucleares. Pero las torres de vigilancia donde viven los supervisores y técnicos que dan mantenimiento a los drones (unos robots esféricos que protegen a las grandes máquinas que extraen los recursos que aún quedan de la Tierra), son impecables. En sus hábitats cuentan con todos los servicios y tecnología para su confort y desempeño laboral. Todo en colores claros y mucha luz. Como si vivieran en una tienda Apple.

Así que ya se imaginaran que visualmente, la película atrapa. El diseño de producción es de lo mejor que se ha visto últimamente. Técnicamente es una maravilla. Pero donde adolece la película es un tanto en su guión. Personalmente, la historia me gustó. Pero si se nota algunos baches narrativos, además de presentar elementos filosóficos en una historia de ciencia ficción no es ninguna novedad. Y entonces les va a recordar a varias películas más que ya han visto, como Solaris, Matrix y En la luna, entre otras. ¡Vamos, hasta la van a relacionar con Wall-E! Pero no por ello deja de ser una película disfrutable del género.

 

oblivion01

 

Lo bueno

  • La fotografía es una belleza. Más aún cuando la locación principal es Islandia, con paisajes reales y que dan esa sensación de desolación, gracias a esas imágenes panorámicas filmadas a 4K, lo que da mayor nitidez y profundidad a las tomas, las cuales lucen aun más espectaculares en IMAX.
  • La banda sonora también es digna de destacar. Así como Kosinski se rodeó de Daft Punk para crear una música realmente especial para su visión de Tron, en esta ocasión hace lo mismo reclutando a la banda francesa M83, quienes logran crear la atmosfera correcta con su música electrónica, la cual por momentos recuerda al trabajo de Hans Zimmer (Inception, El Caballero de la Noche) , quien seguramente fue influencia para M83.
  • El diseño de producción, como ya lo comenté unas líneas más arriba, es impresionante. Sobre todo los vehículos que utiliza el personaje de Tom Cruise: La Bubbleship, un hibrido entre un jet de combate y un helicóptero, así como la motocicleta plegable.

 

Lo malo

  • De los pocos actores que vemos a cuadro, el más desperdiciado es Morgan Freeman. Vamos, que ni siquiera lo utilizan para la voz en Off. Sus escenas resultan ser de los momentos más débiles y melodramáticos, pero exagerados. Aunque tampoco uno se lo puede tomar en serio si lo vemos portando lente oscuro dentro de lugares donde no entra un rayo de luz.
  • La falta de originalidad en el desarrollo de la historia es notoria, mas no su concepto. Se pudo haber explorado algunas ideas que deja de lado y que valdría la pena revisar en la novela gráfica original, creada por Kosinski hace unos años.

 

En Resumen

Oblivion es una película que no deja con medias tintas. Estamos ante una película con 90% Tom Cruise en pantalla, haciendo sus propias escenas de riesgo y corriendo todo el tiempo. Lo cual a muchos desagrada. Pero también ha divido la opinión tanto del público como de los críticos el desempeño de su director, Joseph Kosinski, y el peso de su anterior trabajo, Tron: El Legado. Curiosamente, todos aquello que salieron echando pestes de aquella película, encuentran las mismas debilidades en ésta y los que salieron encantados con el mundo de Tron, alaban el trabajo visual y narrativo que presenta Kosinski en Oblivion. Pero bueno, cada quien se hará su propia opinión después de verla.