Cine

McFarland: Sin Límites (Reseña)


Protagonizada por Kevin Costner, llega a las pantallas McFarland: Sin Límites, una feel-good movie deportiva producida por Disney, que los dejará con ganas de participar en una carrera. Bueno, tal vez no, pero sí les va a dejar un buen sabor de boca con una entrañable historia.

 

mcfarland_poster

 

McFarland USA
Walt Disney Pictures México

Dirige:
Niki Caro (Whale Rider)

Escribe:
Grant Thompson, Bettina Gilois y Christopher Cleveland

Actúan:

  • Kevin Costner (3 Días para Matar)
  • Maria Bello (Intriga)
  • Carlos Pratts (The Bridge)
  • Morgan Saylor (Homeland)
  • Martha Higareda (Cásese quien pueda)

¿De qué trata?

Inspirada en la historia real de 1987, MCFARLAND: SIN LÍMITES sigue los pasos de los corredores novatos de McFarland, un pueblo con dificultades económicas en la comunidad agricultora del Valle Central de California, mientras luchan por formar un equipo de Cross-Country bajo la dirección del entrenador Jim White (Kevin Costner), un recién llegado a su secundaria latina. El entrenador White y los estudiantes de McFarland tienen mucho que aprender uno del otro, pero cuando White nota la extraordinaria habilidad de los chicos para correr, las cosas comienzan a cambiar. Muy pronto, algo más allá de la condición física de los jóvenes impresiona a White: el poder de las relaciones familiares, su inquebrantable compromiso hacia el prójimo y su increíble ética laboral. Con agallas y determinación, el improbable equipo de corredores del entrenador White logrará no sólo competir en un campeonato de Cross-Country, sino también forjar un sólido legado. A lo largo del tiempo, Jim y su familia se darán cuenta de que han encontrado un lugar al cual llamar hogar, y tanto él como su equipo alcanzarán sus propias versiones del sueño americano.

A primer vistazo, McFarland podría parecer la típica historia deportiva llena de clichés que el cine nos ha contado una y otra vez: El desvalido que logra vencer los obstáculos para triunfar en el deporte y de paso superarse como individuo al re descubrirse. No voy a negar que esta nueva película de los estudios Disney tiene esos elementos de plantilla del género deportivo, pero si en algo se destaca, es que tiene mucho corazón y está enriquecida con un retrato fiel de las costumbres de nuestra cultura y la idiosincrasia del mexicano. Es fácil verse reflejado de alguna forma con esos chavos que estudian y trabajan bajo el brutal sol de California y sus familias. Quizá no por lo que hacen para vivir, sino el entorno de como viven, rodeados de un pedacito de México en sus casas.

 

mcfarland_res_img1

 

Estos chicos, algunos de ellos actores poco conocidos y otros más verdaderos residentes de la comunidad de McFarland, logran crear empatía con los espectadores. Pero la actuación destacada es sin duda la de Kevin Costner, quien hace a un lado el rol de matón que ha venido interpretando en los últimos años y vuelve a ser un hombre de familia, un entrenador caído en desgracia que ve en estos chicos una oportunidad para salir del lugar de donde se creé estancado. Pero no es tampoco el típico “salvador blanco” de este tipo de películas, donde las minorías seguirían sin superarse sin su presencia. Aquí él tiene un interés personal, que después cambia y el salvado resulta ser él al aceptarse como uno más de esta comunidad. Maria Bello es su consciencia y estabilidad emocional al interpretar a su esposa y también podemos ver en un papel pequeño y divertido a Martha Higareda.

La película se siente auténtica. Logra meternos de lleno en esta historia basada en un hecho real, que resulta bastante inspiradora y que nos hace esbozar una sonrisa cuando descubrimos que ha pasado con todos esos jóvenes y su entrenador con el paso de los años. Y cuando eso sucede, bien puede decirse que nos ha tocado en el alma. Vayan a verla, no se arrepentirán.

 

mcfarland_res_img2

 

Geekometro

Final Thoughts

Overall Score 3