Cine

Maléfica (Reseña)


La última moda en Hollywood no son las películas de súper héroes, sino la reinvención de las clásicas historias de fantasía, dándole un giro a la trama, añadiendo elementos a los orígenes de los personajes e incluso, modificar a estos hasta convertirlos en algo totalmente diferente a lo que vimos en nuestra infancia. Y tal es el caso de Maléfica.

 

poster_malefica_res

Maleficent
Walt Disney Pictures México

Dirige:
Robert Stromberg (Ópera Prima)

Escribe:
Linda Woolverton, basada en el cuento “La Belle au bois dormant” de Charles Perrault y la película animada La Bella Durmiente.

Actúan:

  • Angelina Jolie (Agente Salt)
  • Elle Fanning (Super 8)
  • Sharlto Copley (Elysium)
  • Sam Riley (Control)

¿De qué trata?

Olvídense de la historia que conocimos en La Bella Durmiente. Como el título de esta película lo dice claramente, esta es la historia de Maléfica, la villana por excelencia de la casa Disney… o eso era hasta ahora. Ya sabíamos que Maléfica es una hada malvada de aspecto gótico y carente de emoción que, decepcionada por no haber sido invitada a la gran ceremonia que organizan el Rey Stefan y la Reina Leila por el nacimiento de su hija Aurora, lanza una maldición sobre la pequeña: “Después de la puesta del sol al cumplir 16 años, se pinchará el dedo con una rueca y caerá en un sueño mortal”. ¿Quién por despecho o ardor hace eso con una recién nacida? Alguien que le hace honor a su nombre, claro está. Pues bien, esta nueva versión de la clásica historia hace una extensión al mito de la villana y nos transporta algo así como 30 años antes de ese suceso, cuando Maléfica era una joven hada con enormes alas, predestinada a ser la hada más poderosa que custodiará el bosque encantado y se enamora de un humano, con ambición y aspiraciones de ocupar el trono algún día, a como dé lugar. Es así como la escritora Linda Woolverton justifica las acciones por las que Maléfica es conocida (y hasta admirada). Y no sólo eso, la Maléfica de Angelina Jolie tiene una gama de matices emocionales, como la compasión, el amor y el arrepentimiento. Para ella el amor verdadero no existe. Y esa parece ser su maldición.

Disney hace un arriesgado movimiento con esta película, pues no sólo deja el proyecto en manos de un nuevo director, Robert Stromberg, cuya experiencia ha sido en el campo de los efectos especiales y el diseño de producción, donde ha ganado dos premios Oscar por su trabajo en Alicia en el País de las Maravillas y Avatar, sino que además deja que Woolverton, quien es responsable de la ya mencionada versión renovada de Alicia en el País de las Maravillas de Tim Burton, maquille la verde piel de Maléfica hasta convertirla en una amorosa hada madrina. ¿A dónde se fue la terrorífica villana de mi infancia, Disney?

Esta historia hace por Maléfica lo mismo que hizo la trilogía de precuelas de Star Wars por Darth Vader: Aniquila el mito. Hay villanos que necesitan tener un origen para que podamos comprenderlos y les demos la razón de su villanía. Ahí tiene por ejemplo todo ese panteón de antagonistas del Hombre Araña. Pero hay otras figuras que no lo necesitan, ellos son el mal encarnado. Debemos creer que nunca fueron humanos para que funcionen e inspiren temor. Eso era Maléfica. Esa fuerza vengativa y rencorosa, capaz de elevar muros de espinas y de convertirse en un dragón con su poder. ¿Por qué cambiarla para que las nuevas generaciones la vean con otros ojos? ¿Qué sigue? ¿Qué Cruella de Vil tenga un albergue donde cuida cachorros? ¿Qué la reina Grimhilde deje de ser vanidosa y que ahora reparta manzanas con caramelo en lugar de veneno?

 

malefica_img2

 

Lo bueno

Pero más allá de ese cambio en el status quo de Maléfica, la película puede ser disfrutable. Empezando por la actuación de Angelina Jolie. A quien se le puede colocar la cada vez más sobada etiqueta: “Nació para interpretar a…”. Su trabajo como Maléfica es excelente, realmente se nota cuanto disfrutó haciendo el personaje y demuestra su calidad interpretativa. Es deliciosa cuando se comporta como una cínica, cuando amenaza y hasta cuando su rostro refleja tristeza, mucho de esto ayudado por el estupendo maquillaje creado por el maestro Rick Baker. La verdad no recuerdo cual fue la última película donde vi a Angelina Jolie dominando cada escena donde hace acto de presencia. Aquí tiene lo que bien podríamos llamarle “El Efecto Jack Sparrow”.

Por tanto, la película debía tener un tono oscuro cuando la vemos en pantalla. La fotografía e iluminación ayudan mucho a ensalzarla, pero no es Maléfica el personaje atormentado. El claroscuro cae sobre el Rey Stefan, interpretado por Sharlto Copley, quien gradualmente va perdiendo la cordura como consecuencia de sus acciones. La transformación que sufre el Rey es de lo mejor que tiene esta película y eso es gracias a Copley y al director de fotografía Dean Semler.

Y si de aspectos técnicos hablamos, Maléfica está muy bien cuidada. Desde la banda sonora compuesta por el veterano James Newton Howard (sin olvidar el gran cover que realizó Lana del Rey del clásico Once Upon a Dream) hasta el diseño de producción, el punto fuerte de la película, el cual presenta algunas criaturas impresionantes, cuyo diseño recuerda a Swamp Thing al estar formadas de musgo, raíces y corteza. Pero ya que el director se formó precisamente en ese apartado técnico, era de esperarse que fuera exigente con sus colaboradores y que tuviera un especial cuidado en el aspecto visual de Maléfica.

 

Lo malo

Se nota la inexperiencia de Stromberg en cuanto a la dirección y su énfasis por destacar la belleza de las imágenes. Fuera de Angelina Jolie, Sharlto Copley y Sam Riley (un cuervo transformado en humano por Maléfica y que se convierte en su conciencia), el resto de los actores están desaprovechados. No hay una cohesión entre sus actuaciones y lo que sucede en pantalla. Por ejemplo, el príncipe Phillip es un teto que no sabe lo que hace y Aurora (el rostro de Elle Fanning cumple sin duda con el don de la belleza otorgado por una de las hadas) es una hippie que sólo quiere vivir en el bosque y cuya maldición parece más una siesta de 3 horas que el temido sueño de muerte.

Y ya sólo faltaba hablar de las hadas de las flores: Knotgrass, Flittle y Thistlewit son los nuevos nombres con los que conoceremos a los Tres Chiflados. Es de pena ajena ver que lo único que hacen Imelda Stauton, Lesley Manville y Juno Temple es meter la pata como las hadas. Y que su participación, vital en la película animada, sea reducida aquí a una serie de gags de slapstick (humor exagerado con violencia física), donde sólo faltó el pastelazo.

 

En Resumen

Maléfica es una película regular, bien intencionada que falla en su ejecución. No es una película mala, pero tampoco es una maravilla. Angelina Jolie la levanta por completo y de haber tenido otra protagonista, el resultado hubiera sido muy diferente. Curiosamente, lo mismo pudo ser de haber tenido la fortuna de contar con un director más experimentado. Vayan a verla sin esperar más que pasar un rato ameno y escapar de la realidad, que es lo que nos brinda el cine. Pero si de plano son grandes admiradores de la villana que vieron en la película animada, mejor evítense el coraje.

 

malefica_img1

Geekometro

Final Thoughts

Overall Score 3