Cine

La Bella y la Bestia (Reseña)


Siguiendo la actual tendencia de la productora del Ratón de realizar remakes en “live action” de sus clásicos animados y tras una abrumadora temporada de publicidad, finalmente se estrena “La Bella y la Bestia”, la que tal vez sea la segunda película animada más importante de Disney en su historia (La primera sería, por obvias razones, “Blanca Nieves”) al ser la primera y única de sus películas animadas en llegar a ser nominada por el Oscar en el rubro de Mejor Película, de hecho, se dice que fue por esto que se creó la terna de Mejor película animada.

 

Beauty and the Beast
Walt Disney Pictures México

Dirige:
Bill Condon (Mr. Holmes)

Escriben:
Stephen Chbosky & Evan Spiliotopoulos, basados en el cuento de Jeanne-Marie Leprince de Beaumont

Actúan:

  • Emma Watson (Noé)
  • Dan Stevens (Legión)
  • Luke Evans (El Rascacielos)
  • Josh Gad (Pixeles)
  • Kevin Kline (La Pantera Rosa)

¿De qué trata?

La trama de esta nueva versión sigue prácticamente al pie de la letra (o de la cinta, mejor dicho), la versión original animada de los noventas, basada a su vez en la versión “original” de Jeanne-Marie Leprince de Beaumont del siglo XVI, de tal forma que es prácticamente una calca de la versión animada.

¿Pero lo es realmente? Básicamente sí, sin embargo, hay varios aspectos que la hacen interesante, primero que nada, como espectáculo no podemos negar que es simplemente impresionante, el diseño de producción es preciosista lleno de anacronías, ya que hay momentos en que parece nos encontramos en el Renacimiento del siglo XIV pero con detalles y decoraciones del Rococó, que son más propios del siglo XVI, así como algunos flirteos de la versión de Cocteau; pero esto es lo de menos, es lo que la hace valida al ser una fantasía, uno de los cuentos de hadas por antonomasia.

Pero esta extensión de cuento fantástico resulta más bien un reflejo de nuestra propia época, en estos tiempos de tanta inclusión y corrección política nos presentan un elenco multirracial por aquello de ser, precisamente, incluyentes, también, y como parte de la polémica que generó antes de su estreno, se encuentra el personaje de Lefou (Josh Gad), el primer personaje reconocido como abiertamente homosexual de una película de Disney y que, hay que decirlo, se roba descaradamente la película; y Bella misma, definitivamente, no deja de ser la primera heroína de las princesas Disney que se precia más por su intelecto e inteligencia que las princesas anteriores, de tal forma que tenemos que tomar la película como lo que es, un cuento de hadas para no exigirle realismo (Cosa que es todo un absurdo cuando se trata de cine de corte fantástico), si acaso, un poco de credibilidad.

 

 

Y hablando de Bella, la elección de Emma Watson resulta más que apropiada, no sólo es talentosa, sino que en efecto, es bella (Curiosamente, su contraparte animada tal vez resulte ser uno de los diseños menos hermosos, si la comparamos con Aurora, Cenicienta, Anna, Elsa o Ariel, inclusive) y nos presenta a una Belle encantadora, no podemos imaginar a otra actriz contemporánea que haya calzado tan bien en el personaje; el único pero que tiene es que, aunque no es mala cantante, no alcanza ciertos agudos, y efectivamente sale perdiendo en ese aspecto ante su contraparte animada.

Otro acierto importante es que, para también darle más diferencias fue el incorporar algunas de las canciones del musical de Broadway que la enriquecen como espectáculo, aunque si la alargan un poco y tal vez al público infantil le llegue a aburrir, aun así, hicieron falta los números de “Ser humano otra vez” y “Si no puedo amarla”.

En síntesis, no es una mala producción, repito, como espectáculo es impresionante y bien vale la pena verlo en pantalla grande, aunque si la comparamos con su antecesora, si queda un poco abajo.

 

 

 

Geekometro

Final Thoughts

Overall Score 3.5