Cine

¡Huye! (Reseña)


Con mucho retraso (en unas cuantas semanas sale a la venta en video en EU) llega finalmente a nuestras pantallas ¡Huye! (Get Out), una película de la que todo mundo ha estado hablando, prometiendo algo innovador en el cine de terror (aunque desde ya les decimos que no lo es en ese género) y ha puesto a su director en la lista de todas las productoras que quieren hacer algo intrigante.

 

Get Out
Universal Pictures México

Dirige y escribe:
Jordan Peele (Ópera Prima)

Actúan:

  • Daniel Kaluuya (Kick Ass 2)
  • Allison Williams (Girls)
  • Catherine Keener (Capitán Phillips)
  • Bradley Whitford (La Cabaña del Terror)
  • Caleb Landry Jones (X-Men: Primera Generación)

¿De qué trata?

Rose (Allison Williams) ha invitado a su novio Chris (Daniel Kaluuya) a pasar un fin de semana para conocer a sus padres: Missy (Catherine Keener) y Dean (Bradley Whitford). En un principio, Chris percibe el comportamiento de la familia demasiado complaciente y cree que se debe a los nervios de lidiar con la relación interracial de su hija, pero conforme el fin de semana avanza, una serie de descubrimientos inquietantes lo llevan a enfrentarse a una verdad que jamás imaginó, dándose cuenta que la verdadera razón por la que fue invitado es más siniestra de lo que imaginaba.

¡Huye! (Get Out) se podría resumir de la siguiente forma: Antes eran los blancos quienes temían pasar por un barrio negro de noche y solos. Ahora son los negros quienes deben evitar las zonas residenciales de los envidiosos blancos. Esta película puede dividir en dos tipos de espectadores: Aquellos que van a terminar diciendo “¿Tanto ruido para esa jalada?” Y aquellos que van a disfrutar un concepto original con mucho suspenso y, desgraciadamente, demasiado humor. En esto último creo que se les pasó la dosis, porque si bien es necesaria una válvula que regule la tensión en este tipo de películas (las montañas rusas no solo son caídas), aquí hay un personaje secundario que la revienta.

 

 

 

Lo bueno

La película funciona a mi parecer porque es fácil crear empatía con el protagonista y preocuparse por él. Sabemos que algo está mal en su entorno, nos adelantamos en pensar en lo peor en cada paso que da y como debe ser en este tipo de películas, el último en enterarse es la víctima. Buenas actuaciones, algunas perturbadoras, en todos los blanquitos que vamos conociendo conforme avanza la historia.

 

Lo malo

Lo único que no me ha gustado es que quieren venderla como un película de horror (incluso muchos críticos gringos así la han etiquetado: “La mejor película de horror en mucho tiempo”) cuando estamos ante un thriller. Y uno muy efectivo.

 

En resumen

¡Huye! Refresca al cine de suspenso actual, su manufactura es muy sencilla, un desarrollo obvio (una vez que sabemos la vuelta de tuerca), pero su fortaleza radica en su premisa y como va envolviendo al espectador en el misterio que rodea a Chris en casa de sus suegros. Vale mucho la pena desconectarse un rato de la realidad viendo esta película, se la van a pasar muy bien.

 

 

 

Geekometro

Final Thoughts

Overall Score 4