Cine

Fragmentado (Reseña)


El director M. Night Shyamalan está de regreso, ¡Y de qué forma! Con Fragmentado no solo se reivindica con los cinéfilos que abandonaron sus películas después de El Fin de los Tiempos y la mala racha que tuvo por años, sino que además nos cuenta su mejor historia desde El Sexto Sentido. .

 

Split
Universal Pictures México

Dirige y escribe:
M. Night Shyamalan (Los huéspedes)

Actúan:

  • James McAvoy (X-Men: Apocalypse)
  • Anya Taylor-Joy (La Bruja)
  • Betty Buckley (El Fin de los Tiempos)
  • Jessica Sula (Lucifer)
  • Haley Lu Richardson (Mi Vida a los 17)

¿De qué trata?

Una psiquiatra tiene frente a ella un caso muy particular, Kevin, quien a lo largo de su vida ha tenido una batalla interna con 23 personalidades diferentes que se han apoderado de él. Podría parecer que la psiquiatría lo tiene bajo control, pero la realidad es mucho más brutal de lo que cualquier se imagina.

 

Lo bueno

Le di muchas vueltas a esta parte porque no quiero contarles mucho al respecto, pero por otro lado quiero contarlo todo porque en verdad es muy buena. La historia se desarrolla en torno a un hombre que presenta síntomas de “Trastorno de Personalidad Múltiple” (hoy conocido como “Trastorno de identidad disociativo”) donde una o más identidades, de manera intermitente, toman el control de la persona que vive ese trastorno, que en esta historia es Kevin (James McAvoy) y tratan de “protegerlo”… incluso desaparecerlo.

Kevin no tiene una historia muy feliz que contar, vive con recuerdos que lo atormentan desde su niñez y fue desarrollando este trastorno con los años. Al llegar a la edad adulta ya tiene 23 personalidades alternas diferentes que han opacado en gran parte a la real. Las personalidades se conocen entre sí, hablan unas de otras y habla de Kevin con su psiquiatra, la Dra. Fletcher (Betty Bucley). Unas influyen más en otras, son líderes, otras son pasivas, inocentes, pero todas saben que se está gestando una nueva personalidad que será superior a cualquiera.

En escena aparecen también tres chicas, que son “secuestradas” por Dennis (una de las personalidades), las encierra en un cuarto y entonces comienza el juego (¡Ja!, ¡Recordé otra peli!): empiezan a aparecer las personalidades, una tras otra, causando ansiedad, pánico, confusión, porque en realidad no sabemos qué está pasando. Conforme avanza la historia, una de las chicas, Casey (Anya Taylor-Joy) entra en la dinámica e interactúa con la más ingenua de todas, un pequeño de 10 años en quien ve una oportunidad para escapar.

 

 

No quiero contarles más detalles de la historia, solo quiero resaltar dos puntos:

El primero, esa personalidad de la que hablan durante casi toda la película, y que será superior a todas, es simplemente increíble. Pero increíble en serio. Da miedo. Miedo en el sentido de que yo reflexioné por unos instantes sobre la posibilidad de que pudiéramos alcanzar ese potencial, dejen ustedes ya lo que podamos hacer una vez logrado, sino el proceso en sí para desarrollarlo (quizá no me van a entender hasta que la vean, pero yo hasta me provoqué una migraña solo de pensar en esas posibilidades). Y sin perder eso sí, la empatía por otro/a y reconocerse entre sí como seres excepcionales y merecedores (cuando la última personalidad se confronta con Casey). Es humano e inhumano al mismo tiempo, y con inhumano me refiero aquí a que nuestro potencial en ese contexto no nos permite comprenderlo, sin considerarlo imposible en primera instancia.

El segundo, las actuaciones. Puedo decir que la psiquiatra, Betty Bucley, transmite todo con la mirada, con una mirada de ella ya sabías que las cosas iban muy del nabo y me gustó ella como la parte frágil de la ciencia y que al final incluso para ella fuera una sorpresa esa personalidad de la que le hablaban; Anya Taylor-Joy, que de las tres chicas es la que se mantiene alerta y emprende la lucha por sobrevivir, con miedo, pero con mucha fuerza y hace una mancuerna interesante con las personalidades de Kevin. Y James McAvoy, es simplemente increíble. Es un ir y venir entre uno y otro y cambiar miradas, rasgos, de un segundo a otro, en un momento ser tierno y en otro momento ser intimidante, es hasta perturbadora su actuación. Dicen que los seres humanos tenemos siete emociones básicas, pues con esto de que ya no sé si ese es todo el potencial o no, yo puedo decir que sentí las siete y otras que no sé ni cómo nombrar.

 

Lo malo

Desafortunadamente, el final no me gustó. Para mi hubiera quedado bien unos minutos antes. O lo hubieran puesto como escena después de créditos y me hubiera salido sin enterarme.

 

En resumen

¿Ya les dije que James McAvoy está espectacular? Es la mejor actuación y la película es la mejor que he visto de terror psicológico hasta el momento. No hay más. Deben verla.

 

 

 

Geekometro

Final Thoughts

Overall Score 4