Cine

Evil Dead (Original VS Remake)


Cuando 5 amigos deciden pasar unos días fuera de la ciudad, la mejor opción parece ser una cabaña en lo mas profundo del bosque; es un lugar apacible, tranquilo donde poder relajarse. Pero todo cambia cuando en el sótano de  la cabaña descubren un libro antiguo, con un extraño estilo de encuadernado y escrito con tinta de color ocre, en cuyas paginas se detallan ritos y conjuros con el poder de atraer entidades demoníacas; pronto los 5 amigos sufrirán las consecuencias por provocar el despertar del diablo.

Esta es la premisa de la cinta que en 1981 hacia que el público se comiera las uñas y contuviera la respiración; escrita y dirigida por Sam Raimi, protagonizada por Bruce Campbell y Robert Tapert en la producción; Evil Dead iniciaba su camino como película de culto. Poco más de 30 años después este trío se une nuevamente para producir el remake, dirigida esta vez por un joven latinoamericano: Federico Álvarez.

Álvarez subió unos cortos a YouTube, los cuales llamaron la atención de Raimi y le propuso encargarse de –tarea nada fácil- realizar la nueva versión de Evil Dead; lo cual es el primer punto en común entre ambos realizadores, pues Raimi elaboro en un principio una versión corta que se titula “Within The Woods” para llamar la atención de posibles inversionistas; lo cual permitió que el largometraje pudiera realizarse, aunque si tardo un poco en ser terminado, pero los resultados fueron mejores de lo esperado; Evil Dead se convirtió casi de inmediato en un film de culto, aun hasta nuestros días.

edead_ovsr_03

Raimi presenta una historia muy sencilla, casi arquetípica dentro del género fantástico; un grupo de amigos que se juntan para pasar un tiempo lejos de las reglas y obligaciones diarias; en un lugar lejano y aislado donde se encontraran con otra realidad, una de naturaleza sobrenatural que pronto hará pagar cara la impertinencia con que el grupo de amigos entra en ella.

La cinta tiene un ritmo muy ágil, la presentación de los personajes es rápida y desde un principio tenemos la sensación de que algo malo sucederá en cualquier momento; lo bueno es que la promesa se cumple. Hay una atmósfera sucia, malsana que no desaparece en ningún momento pero si va en crescendo; no nos da descanso. Desde la banca suspendida en el pórtico de la cabaña que se mece y golpea la pared de madera sin que nadie el toque, que de pronto se detiene y queda quieta; hasta la portezuela en el piso de la cabaña que se abre con un gran golpe que sorprende a los amigos mientras cenan. Pura atmósfera, ambientación es lo que fluye en esta cinta, es lo que le hace tan atractiva aun hoy día.

Álvarez se toma un poco más de tiempo para presentar a los personajes y agrega una especie de prólogo para dar una idea de que camino tomará su versión de Evil Dead. La acción tarda un poco más en llegar debido a que esta ocasión se cambia el discurso clásico cuasi moralino ante los desenfrenos de la juventud, sexo pre marital, salvaje y quizá sin protección; por el de las consecuencias por el consumo de drogas para nada legales (el Rock and Roll estaría en el Soundtrack); dándole unos toques dramáticos en principio, situación que se olvida cuando encuentran el libro que aquí se llama Naturom Dumonto (Necronomicon Ex-Mortis en la original), por el cual es que hacen que el mal surja y les haga pagar cara la impertinencia.

En el remake, Álvarez crea una atmósfera más realista o lógica (si cabe tal término dentro de una cinta de corte fantástico) no deja fácilmente que lo sobrenatural guíe la historia; por ejemplo, en la original el grupo de amigos es sorprendido por la portezuela que se abre de pronto, pero nadie se detiene a pensar que –o quien- fue lo que la abrió, solo se meten al sótano y encuentran el libro y una grabadora de cinta; mientras en la nueva versión bajan al sótano debido a que el perro que les acompaña se muestra inquieto por un aroma que proviene del sótano. Detalles, solo eso.

edead_ovsr_02

Raimi tiene un peculiar sentido del humor y aunque parezca raro, su Evil Dead tiene mucho de ello, solo que dado que también contiene grandes dosis de violencia –explicita e implícita- y un gore por más visceral y asqueante, que no lo captamos a la primera, solo a medias. Pero nuestro sentido de lo moral y correcto no nos permite aceptarlo por completo. Es más fácil horrorizarnos y no reír o por lo menos esbozar una sonrisa.

Álvarez se inclina por un tono más serio, nada de humor o cualquier referencia a ello; lo que le permite igualar el nivel de violencia desde su muy particular visión de la misma. Raimi es brutal y se regodea en imágenes chocantes y agresivas, prueba de ello la escena en el bosque cuando una chica es inmovilizada por unas ramas para terminar con un ataque que dejó sin aliento al público y que le hiciera tener varias críticas en contra ante tan “mal gusto”. Álvarez es menos brutal al recrear tal escena pero tendrá unas cuantas más que también mueven alguna fibra sensible del público (auto mutilaciones, agujas que se acercan demasiado al ojo o un cutter realizando una modificación corporal…)

Evil Dead del ’81 presenta algunas particularidades interesantes a nivel técnico; desde el maquillaje hecho con $2.50 morlacos (ya que se uso pintura vinilica y acrílica, si esas que usas para pintar tu casa) que el fan del género puede notar la influencia de la cinta “El Exorcista”, los rostros de los poseídos y el vomito multicolor puede darnos la pista; siguiendo con los efectos de sonido e iluminación. Pero donde más se luce Raimi es en el manejo de la cámara: Evil Dead no sería lo que es sin esas tomas subjetivas de la entidad que se pasea por el bosque o los ángulos desde los que se presentan algunas escenas y también la secuencia en que Ash trata de desmembrar a su novia; la acción se muestra con imágenes muy rápidas, haciendo close-ups hacia los objetos y acciones en una edición que no dedica más de unos segundos a cada imagen; esto es parte de la firma de Raimi.

Al respecto Álvarez  es más conservador, realiza un buen trabajo, técnicamente hablando es impecable, pero normalito; tiene una fotografía y edición de audio muy buenas, pero falla al tratar de “homenajear” la secuencia en edición rápida: es lenta y sin el espíritu de la original. Pero es justo resaltar que Álvarez decidió que en la cinta no habría ningún efecto digital y eso le hace ganar puntos pues la hace más creíble, el maquillaje de los personajes poseídos realmente alcanza la nota esperada, nada exagerado pero efectivo. Siendo su primer largometraje llama la atención de buena forma y habrá que seguirle la pista en sus próximos proyectos.

edead_ovsr_01

En los 80’s las películas de corte fantástico podían darse el lujo de presentar algunos excesos y libertades en pantalla, pero siempre terminaban dentro del famoso cine B y dirigido básicamente a un público muy joven donde Raimi se convierte en un director de culto; contó con un presupuesto muy bajo, pero gracias a su talento realiza una película que aun hoy día prevalece y ha sido inspiración para muchos otros directores.

Federico Álvarez cumple de forma correcta con su versión de Evil Dead, se ciñe a los cánones que la original estableció y además se alimenta de los tópicos actuales del género; con el ritmo y calidad que busca el público de estos días; para los veteranos quizá no logre provocarnos la angustia y desazón que Raimi pero tiene las suficientes armas para mantenerse de pie ante las producciones actuales que siguen fórmulas preestablecidas y solo buscan el susto fácil.

Evil Dead, original y su nueva versión; es una saga que promete seguir viva durante mucho tiempo más. ¡Saluden al Rey! ¡Larga vida al Rey!

edead_ovsr_04

Lo bueno: Que no se usen efectos digitales; una ambientación correcta, el respeto al espíritu provocador de la original; el trato serio a la historia y el estilo más visceral para los momentos violentos.

Lo malo: Esa especie de prólogo que si no lo ves no afecta demasiado el desarrollo de la historia.

Lo interesante: El cambio del personaje heroico, aquí no hay un Ash que sobresalga, pero si una chica que podría ser su sucesora; una actualización interesante para la saga.