Cine

El Vengador del Futuro (Original VS Remake)


Desde el fin de semana pasado ya tenemos en cartelera un remake innecesario más, aunque mucho más vistoso que el material original, se trata de El Vengador del Futuro (Total Recall), aquella extraña historia de Paul Verhoeven que involucraba recuerdos implantados, crisis de identidad, espías, mutantes, mujeres con tres senos y un viaje a Marte. Ahora entra al quite Len Wiseman en la dirección y Colin Farrell trata de llenar los zapatos de Arnold Schwarzenegger como el héroe de ocasión.

El Vengador del Futuro (o Desafío Total en España y otras latitudes) es una libre adaptación de “We Can Remember It For You Wholesale”, una historia corta escrita por el maestro de la ciencia Ficción Philip K. Dick en 1966. Aquella primer película estrenada en 1990 y dirigida por el holandés Paul Verhoeven, quien por aquellos años era uno de los directores que llenaban de violencia la pantalla con historias como Robocop o Starship Troopers, fue escrita por Dan O’ Bannon y Ronald Shusett (artífices de Alien) en compañía de Gary Goldman. La trama gira en torno a Douglas Quaid, quien tiene un sueño recurrente en Marte, por lo cual busca comprar el recuerdo de unas vacaciones por allá, que será implantado en su mente por la empresa Rekall Inc. Pero en el proceso algo sale mal y al parecer ya tenía una falsa identidad implantada, su vida es una mentira y en realidad Quaid era un espía quien tiene como misión ayudar a la rebelión en Marte… ¿O acaso todo será parte del falso recuerdo?

El actual remake, dirigido por Len Wiseman (Inframundo) y escrito por Kurt Wimmer (Ultravioleta) y Mark Bomback (Duro de matar 4.0), elimina el viaje a Marte y la rebelión de mutantes… ahora la rebelión es de humanos jodidos que habitan en “La colonia” (lo que antes solía ser Australia) y que viven bajo la opresión de los acaudalados residentes de La Federación Unida de Bretaña. En este futuro, el resto del planeta Tierra ha quedado inhabitable gracias a la Tercera Guerra Mundial. ¿Entonces como se mantiene esta opresión? Gracias a “La caída”, un enorme transporte que conecta ambos territorios por medio de un túnel que atraviesa el SmartRay centro mismo del planeta. Es así como los trabajadores y empleados que viven en La Colonia van todos los días a realizar trabajos para los británicos. Debido a todo esto, lo que queda del mundo es un lugar lleno de mezclas de culturas y razas, que les recordará un tanto a las calles de Blade Runner. Y es aquí donde el Doug Quaid del remake pasará por lo mismo que el Quaid de la original.

Pero ahora enfrentemos a cada uno de los elementos destacables de esta historia, para saber en que radican sus diferencias:

En los años noventa, Arnold Schwarzenegger era uno de los reyes de la taquilla y la razón principal por la que la gente fue a ver El Vengador del Futuro al cine. Su Doug Quaid trabajaba en la construcción y decide “cumplir” su sueño de ir a Marte por medio del recuerdo implantado. Después de visitar Rekall descubre que era un espía, cosa que sigue sin recordar, que trataba de liberar al pueblo marciano ayudando a la resistencia y a su líder Kuato. Pero en realidad, esa identidad implantada de amnésico era obra de Cohaagen, gobernador de Marte, y del propio Hauser (identidad real de Quaid) para infiltrar a este último en la resistencia y eliminar así a su líder mutante. En el remake, Quaid es interpretado por Colin Farrell (quien anteriormente participó en el remake de Noche de Miedo, ¿Acaso busca un título?). Su Приколы personaje no es constructor sino un obrero que trabaja en la planta de ensamble de unos super policías robóticos y cuya miserable y monótona vida quiere romper al insertarse un recuerdo falso en Rekall. A diferencia del Quaid Schwarzenegger, el Quaid Farrell era un espía que si logró infiltrarse a la resistencia para matar a su líder y que cambia de bando al conocer a Melina en la resistencia (con quien tiene el sueño recurrente).

 

 

En la original, Vilos Cohaagen (interpretado por Ronny Cox, el villanazo en Robocop) es el gobernante corrupto de Marte, quien dosifica el aire a sus habitantes mutantes. Junto con Hauser (Schwarzenegger) planea crear la falsa identidad de VS Quaid para poder encontrar al líder de la resistencia y eliminarlo. Al final, termina en el vacío de la atmósfera marciana, donde le saltan dramáticamente los ojos antes de que explote su cabeza. Bryan Cranston (el papá de Malcolm) da vida a Cohaagen en el remake. A diferencia del villano de 1990, su Cohaagen es un veterano de guerra convertido en el líder de la Federación Unida de Bretaña, quien busca exterminar a la población rebelde que habita en la Colonia. Cuando Hauser (Farrell) no cumple con su misión y cambia de bando, captura al traidor y le implanta la memoria falsa con la esperanza de que así pueda llevarlo al escondite de su enemigo.

Ambas Melinas son guerreras de la resistencia y el “amor verdadero” de Quaid. La diferencia es que una se encuentra en Marte y la otra en la Colonia. Rachel Ticotin (Un día de Furia) es quien enciende la llama del Quaid Schwarzenegger, mientras que la bella Jessica Biel (quien protagonizó el también remake de La Masacre en Texas) es la culpable de que el Quaid Farrell cambie de bando… no de ese tipo de bando, sino que traicione a los malos, pues.

La falsa esposa de Quaid es una asesina contratada por Cohaagen en la original y por la FUB en el remake, para mantenerlo vigilado y siga viviendo su mentira como si nada. En la primera versión fue interpretada por Sharon Stone antes de volverse hiper-mega-deseada gracias a Bajos Instintos. La Lori del remake es interpretada por Kate Beckinsale, quien no le pide nada de sensualidad a la Stone. Su personaje es una mujer realmente dura y agresiva que raya en la exageración, quizás era una Terminatrix o de mínimo Beckinsale se sintió como Selena, su personaje de Inframundo. Eso me recuerda, Beckinsale es esposa del director de este remake y eso explicaría porque no tuvimos escenas cachondas de esta Lori como las que hizo Sharon Stone en su momento.

Si en la original tenemos una población de mutantes como habitantes de Marte, lo lógico es que su líder sea el mutante más extraño, ¿Cierto? Kuato es un clarividente del tamaño de un bebé que se formó en la panza de su hermano y que busca derrocar a Cohaagen y liberar a su pueblo marciano de este tirano. Muere de un tiro en la cabeza no sin antes revelarle a Quaid su objetivo primordial. Como en el remake no tenemos mutantes ni nada que se le parezca, Kuato cambia de nombre a Matthias, líder de la rebelión que busca parar el ataque que Cohaagen tiene planeado para la Colonia. Es interpretado por Bill Nighy, el padrastro de Shaun en Shaun of the Dead.

Por alguna razón, el personaje de Richter es eliminado del remake y su faceta de sabueso que anda detrás de Quaid es asignado a Lori. Richter (el gran Michael Ironside) es la mano derecha de Cohaagen en la supuesta cacería que hacen del Quaid Schwarzenegger. Era el amante real de Lori y cuando ésta muere, busca vengarse pasando por alto las ordenes de Cohaagen, lo que lo lleva a enfrentarse con el Quaid Schwarzenegger hasta la muerte, teniendo el personaje uno de los finales más humorísticamente gore del cine.

Si algo nos aportó El Vengador del Futuro, fue precisamente este espécimen, con el que desearás tener tres manos. Su aparición marca un antes y un después en las prostitutas del cine norteamericano. En la original versión era una mutante que ejercía su oficio en Marte, interpretada por Lycia Naff, actriz que también trabajó en Star Trek: The Next Generation. Y aunque se decía que en la película de este 2012 no aparecería ninguna mujer con pecho extra, pues no tendría justificación, la sorpresa es que si la hay, una prostituta que trabaja cerca de las “oficinas” de Rekall y que brevemente da vida Kaitlyn Leeb, una semi desconocida actriz, quien ahora usa la prótesis. ¿No pensaban que era de verdad o sí?

Pues ahí lo tienen, yo me sigo quedando con lar original, aunque el remake se me hizo entretenido y nada malo. Pero definitivamente la versión con Arnold “Consider dat a deevorce!” Schwarzenegger aún conserva su magia de tres pesos. Y no es porque tenga un protagonista de fuerza bruta, pero quien pega primero pega más fuerte.