Cine

El Rey Arturo: La Leyenda de la Espada (Reseña)


Ya esta en cines la versión del Rey Arturo según Guy Ritchie, quien manosea la leyenda británica para darle su peculiar toque a una historia de origen, teniendo planeadas 5 películas más si esta funciona en taquilla. ¿Lo logrará?

 

King Arthur: Legend of the Sword
Warner Bros Pictures México

Dirige:
Guy Ritchie (El Agente de C.I.P.O.L.)

Escriben:
Joby Harold, Guy Ritchie & Lionel Wigram

Actúan:

¿De qué trata?

Cuando el padre de Arturo es asesinado, Vortigern (Jude Law), tío de Arturo, se apodera de la corona. Arturo, a quien le fue robado el derecho de nacimiento y no tiene idea de quién es, crece a los golpes en los callejones de la ciudad. Pero una vez que saca la espada de la piedra, su vida se da vuelta por completo y deberá reconocer su verdadero legado… le guste o no.

King Arthur: Legend of the Sword es una película que tira más a lo fantástico que a la mitología que hemos leído/visto de este personaje, aunque esto choca con toda la apariencia realista que se le quiere dar al mundo no mágico en la primera mitad de la película. Desde el principio ya iba mentalizado de que no iba a ver la leyenda del Rey Arturo como se ha contado a lo largo de los siglos, sino una versión libre de Guy Ritchie, jugando en su particular estilo como lo hizo con Sherlock Holmes. Ese Guy Ritchie que crea diálogos picosos y sabe usar a sus personajes para construir una camaradería creíble entre ellos, cómplices de una aventura. ¿Y saben qué? los primeros 45 minutos de la película son eso, disfrute mucho el primer acto, donde nos presentan la historia de usurpación, traición, vida criminal de este nuevo Arturo y como todo lo apunta hacia su destino como heredero de Excalibur y por ende, del trono. Pero luego llega un nudo aburrido donde el héroe duda demasiado y finalizamos con un tercer acto que parece sacado de un videojuego, con todo y superpoderes.

 

 

Lo bueno

El diseño de producción, sets, vestuario y criaturas (Salvo una por ahí) es de buen nivel, buscando envolver a una gran película, que desgraciadamente se queda corta desde su guión. Aunque visualmente es una golosina disfrutable.

La banda sonora, compuesta por Daniel Pemberton, es muy buena. Su música es rica en sonidos folk, irlandeses y celtas, con muchas percusiones que ayudan a transportarnos a esa época medieval. Aderezada con una canción interpretada por Sam Lee, que suena bastante bien.

El grupo de forajidos funciona muy bien como equipo, obviamente quien destaca es el rol protagónico, que recae en los hombros de Charlie Hunnam, cuyo carisma y aire de macho, una extensión de su ya inseparable Jax Teller de Sons of Anarchy, sirven para ver con otros ojos al noble y recto Arturo de otras versiones cinematográficas.

 

Lo malo

Como ya dije, realmente me estaba gustando la película, pero su tercer acto es terrible, todo parece un videojuego, incluido un “Final Boss” que descaradamente se roba el diseño del Death Dealer de Frank Frazetta. En serio que esos últimos 30 minutos parecen sacados de una película muy diferente de la que comenzó.

A Jude Law, en su papel del hechicero Vortigen, le falta ser un antagonista temible y con más fuerza como el usurpador del trono, me gustaron sus escenas con las sirenas, que al final de cuentas lo muestran humano, pero es precisamente por esas acciones que debe ser más duro para conservar lo que consiguió.

¿Y Merlín? ¿En serio se atrevieron a hacer una película de Camelot, Arturo y Excalibur sin el mago Merlín?

 

En resumen

No es malo que se experimente el mito Arturiano en el cine, ya tuvimos una versión realista con Clive Owen hace unos años y una épica operística llamada Excalibur que no ha sido superada. El problema de esta nueva revisión es que no se decide para donde jalar y no tiene un estilo definido. Además de que le sobran como 20 minutos, pues se extiende demasiado la premisa.

 

Geekometro

Final Thoughts

Overall Score 2.5