Cine

Coco (Reseña)


Cuatro semanas antes de su estreno en Estados Unidos nos llega a México, lista para las fechas donde celebramos a los muertos, la más reciente película de Disney•Pixar: Coco, una esperada producción que promete contarnos una emotiva historia decorada con la cultura y colorido de nuestro país.

 

Coco
Walt Disney Pictures México

Dirigen:
Lee Unkrich & Adrian Molina

Escriben:
Adrian Molina & Matthew Aldrich

Vocés:

  • Luis Ángel Gómez Jaramillo
  • Gael García Bernal
  • Marco Antonio Solis
  • Angélica Vale
  • Angélica María
  • Andrés Bustamante
  • Alfonso Arau

¿De qué trata?

Coco está inspirada en la cultura y tradiciones mexicanas, y sigue la historia de Miguel, un niño que sueña con convertirse en un músico consagrado como su ídolo, el fallecido Ernesto de la Cruz. Al “tomar prestada” la guitarra que perteneció a su ídolo en su mausoleo, Miguel es transportado a la Tierra de los Muertos, donde además de convivir con sus antepasados, conocerá a un simpático timador de nombre Héctor en una extraordinaria aventura para descubrir la verdadera que hay detrás de la prohibición de la música en su familia y poder regresar al mundo de los Vivos.

Pocas películas animadas logran impresionar visualmente y estrujar nuestro corazón como lo hace Coco. Más allá de que está construida para penetrar nuestra cultura, empapándose de las tradiciones e idiosincrasia del mexicano, Coco es una canción de amor dedicada a la familia, tanto a la que tenemos en vida como a la que ha partido ya de este plano existencial. Un mensaje universal con el que los de Pixar vuelven a conectar un hit y hacen su película más hermosa y dolorosa.

A todos se nos apachurró el corazón con Toy Story 3 y con Up. No me apena decir que con Coco rodaron lágrimas por mis mejillas más de un par de ocaciones. Es imposible no sentir empatía y cariño por Miguel Rivera y su familia zapatera o por Ernesto de la Cruz, el cantante más famoso de la música mexicana y que nos recuerda a Pedro Infante. Todos hemos tenido en nuestra familia o hemos conocido personas con los comportamientos, ademanes y actitudes de la familia de Miguel. Por eso es fácil conectar con ellos y que estén rodeados del entorno rural mexicano ayuda.

 

 

Visualmente la película es impresionante. Sí, es algo ya común en las producciones de Pixar que el apartado gráfico esté súper cuidado y que cada detalle y elemento de la composición importa. Pero para nosotros, los mexicanos, es un manjar para nuestros ojos. No solo representan la arquitectura del típico pueblito al que todos hemos ido al menos una vez, sino su gente y lo que visten (como una playera de la selección mexicana, por ejemplo), las ofrendas, la comida, el mercado en la calle donde hay alebrijes, piñatas, antojitos, juguetes, etc. Y no olvidar las texturas, ya sea en la piel de la gente así como en los objetos con los que interactúan.

Aquello en el mundo de los Vivos. En cuanto a la Tierra de los Muertos el color satura cada escena, la representación festiva del otro mundo lo hemos visto en otros lados -Como en el caso de El Libro de la Vida, con la cual será comparada- y es parte de nuestra cultura. En esa Tierra donde están nuestros ancestros la decoración Art Déco predomina, como en muchos de nuestros edificios clásicos que abrazaron ese movimiento arquitectónico; la música es vital, con temas como La Llorona o aquellas escritas para al película, como Recuérdame. Pero no todo es fiesta, hay una lección para aquellos que no ponen ofrenda a sus muertos y del por qué se dice que “Viven mientras los recordamos”.

Se nota mucho el trabajo que el equipo de investigación pasó durante años en México. Y el amor por este proyecto con la bella historia escrita por Adrian Molina y Matthew Aldrich y la dirección de Lee Unkrich junto con Molina, una de las cabezas principales en Pixar y a quien le debemos otras joyitas animadas como Monsters Inc, Buscando a Nemo y Toy Story 3. No hay necesidad de contarles más, ya con ser una película de Pixar es razón suficiente para que vayan a verla cuando estrene el próximo fin de semana.

 

 

Geekometro

Final Thoughts

Overall Score 4.5