Cine

Annabelle 2: La Creación (Reseña)


En México amamos que nos asusten en las salas de cine. Somos cinéfilos adictos a las películas de terror y por alguna razón, las jóvenes generaciones están hechizadas por los trabajos del director James Wan, director de El Conjuro, y que se ha convertido en el productor y protector de las historias derivadas de esta franquicia, como el caso que nos compete en esta ocasión, la precuela de Annabelle.

 

Annabelle: Creation
Warner Bros Pictures México

Dirige:
David F. Sandberg (CUando las luces se apagan)

Escribe:
Gary Dauberman (Annabelle)

Actúan:

  • Talitha Bateman (La Quinta Ola)
  • Lulu Wilson (Ouija: El origen del mal)
  • Stephanie Sigman (007: Spectre)
  • Miranda Otto (Yo, Frankenstein)
  • Anthony LaPaglia (Dulce venganza)

¿De qué trata?

Varios años después de la trágica muerte de su pequeña hija, un fabricante de muñecas y su mujer reciben en su hogar a una monja y varias niñas de un orfanato cerrado, quienes pronto se convertirán en presa de la creación del fabricante, Annabelle, la cual se encuentra poseída por una entidad que quiere ocupar un nuevo cuerpo.

Pues sí, Warner Bros y el productor James Wan le dan una oportunidad más para asustarnos a Annabelle, la muñeca tétrica que conocimos gracias a los Warren en El Conjuro y que fue el primer producto derivado de ese llamado “Conjuroverso” hace 3 años con una fallida película, mal ejecutado, con una pésima historia y, lo imperdonable en este género, sin causar miedo (salvo la secuencia del elevador, la cual sí fue estresante).

Annabelle 2: La Creación es la película ideal para los que gustan de ir a brincar al cine. En ese sentido, esta precuela que explica el origen de la muñeca poseída funciona muy bien. De hecho creo que es un acierto relacionarla ahora con niñas como sus víctimas. La inocencia acechada por el mal. Tentadas con un juguete y todos los accesorios de la habitación de Bee, la fallecida hija de los Mullins. Así que es fácil encariñarse y preocuparse por las dos niñas protagonistas, Talitha Bateman y Lulu Wilson, quienes interpretan a Janice y a Linda respectivamente. De hecho, la pequeña Lulu Wilson también fue víctima de las fuerzas infernales en Ouija: El origen del mal, así que ya se está curtiendo en el género.

 

 

Sin embargo, los momentos de mayor susto se encuentran uno detrás de otro en el nudo de la historia, tiene que pasar algo así como 30 minutos para que comiencen a ponerse nerviosos con la música estridente de Benjamin Wallfisch (Quien nos hará pasar lo mismo en Eso) y los sobresaltos. El comienzo podría parecer lento, aunque creo que ahí está lo interesante de la trama junto con un flashback, donde sabemos la historia detrás de los Mullins y cómo llego la maldición a la muñeca. Desgraciadamente, el final se cae con situaciones predecibles, desesperantes (el viejo juego del gato y el ratón) y hasta de risa involuntaria en un par de momentos. Sin olvidar el forzado cameo de otro espeluznante ente que veremos en su próxima película Spin-off salida de la “mitología” de este universo de terror.

En resumen, el resultado general de Annabelle 2: La Creación es mucho mejor que el de la anterior película, el guion tendrá sus fallas pero el director David F. Sandberg supo como crear el ambiente adecuado y donde colocar la cámara para dar unos buenos sustos. Incluso podría decir que es tan efectiva como la primera película de El Conjuro; pero no va a sorprender en historia ni en desarrollo a los más experimentados cinéfilos en este género, que buscan más que sobresaltos.

 

 

Geekometro

Final Thoughts

Overall Score 3