Cine

15 curiosidades de Los Cazafantasmas 2, a 25 años de su estreno


Esta semana, Los Cazafantasmas 2 cumplió 25 años. El 16 de junio de 1989 se estrenó en los Estados Unidos y varios meses después en México. Fue uno de las secuelas más esperadas y el fin de semana que llegó a los cines tuvo un ingreso de casi 30 millones de dolares (su presupuesto fue de 37 milloncitos), nada mal hasta que una semana después comenzó la Batimanía y fue superada rápidamente. La película tiene muchos detractores, sobretodo entre aquellos que aman la mitología fantasmagorica alrededor de Egon Spengler, Peter Venkman, Ray Stantz y Winston Zeddmore. Tal vez encuentren las causas del por qué esta secuela no fue tan buena como la original  en el siguiente listado que les hemos preparado, 15 datos que quizás no conocían de Los Cazafantasmas 2:

1. La película cuenta con 200 tomas de efectos visuales, una gran cantidad para aquella época.

2. Gracias a la gran popularidad que tuvo entre los niños la serie animada Los Verdaderos Cazafantasmas, el director Ivan Reitman y los guionistas Dan Aykroyd y Harold Ramis hicieron un esfuerzo para bajar el tono adulto a la secuela, es por eso que ya no hubo insinuaciones sexuales y los Cazafantasmas abandonaron el cigarrillo.

3. También gracias a la animación, la apariencia de los fantasmas que vemos en Los Cazafantasmas 2 son más caricaturescos, parecidos a los que veíamos en la televisión, alejándose de los efectos “aterradores” de la primera parte.

 

 

 

4. El Empalador Vlad Tepes y Grigori Rasputin fueron la inspiración para crear al príncipe Vigo, el azote de Carpatia.

5. En la base de datos donde Egon busca información sobre Vigo, su nombre aparece listado como Vigo von Homburg Deutschendorf. Sus apellidos provienen del actor que da vida a Vigo, Wilhelm von Homburg, y los gemelos que interpretan al bebé Oscar, William T. Deutschendorf y Henry J. Deutschendorf.

6. Aunque Wilhelm von Homburg es quien aparece en pantalla como Vigo, su voz fue doblada por el veterano actor Max von Sydow.

 

vigoghost

 

7. El niño que le dice a Ray que, según su padre, los Cazafantasmas son “una porquería” es Jason Reitman, hijo de Ivan Reitman y que en la actualidad ha demostrado ser un buen director.

8. Originalmente, los productores querían que el Hindernburg apareciera como un dirigible fantasma. Terminaron desechando la idea y en su lugar utilizaron al Titanic y sus pasajeros espectrales.

9. Por cierto, si el operador del muelle que dice: “Bueno, más vale tarde que nunca” se les hace conocido, es porque se trata de Cheech Marin haciendo un cameo.

 

 

 

10. Otro que hace un cameo es Pegajoso, quien regreso en esta secuela gracias a la popularidad que tenía entre los niños que veían la serie animada, en donde Pegajoso era como la mascota de los Cazafantasmas, viviendo en la estación de bomberos.

11. El psiquiatra que atiende a los Cazafantasmas en el hospital psiquiátrico es interpretado por el hermano de Bill Murray, Brian Doyle-Murray.

12. La apariencia de Janine Melnitz (Annie Potts) es diferente a la primera película, pues se optó por darle un look más cercano al que tiene en la serie animada.

 

janineghost

 

13. Bill Murray declaró a Entertainment Weekly que estaba muy decepcionado con el resultado final de la película. Ahora entendemos el porqué de su negativa para participar en una tercera parte.

14. El final de la película ocurre en la celebración del Año Nuevo y la trama transcurre en plena época navideña; sin embargo, hay muy poca decoración de la temporada en la Ciudad de Nueva York. ¿Será por aquello de que la gente anda apática y odiosa por el limo o un mero error de continuidad?

15. El nombre “Proton Pack” (El equipo de protones) nunca fue utilizado oficialmente en pantalla hasta que los Cazafantasmas están en el túnel del metro y Egon dice: “Before we go any further, I think we should get our proton packs”.